Salón de plenos del Ayuntamiento de Guadalajara el 24 de junio de 2022. (Foto: La Crónic@)
Salón de plenos del Ayuntamiento de Guadalajara el 24 de junio de 2022. (Foto: La Crónic@)

Resultado de goleada: 23 a 2. Ese ha sido el desenlace, previsible, de la votación llevada a cabo este viernes en el remozado salón de plenos del Ayuntamiento de Guadalajara. Se debatía una propuesta de Unidas Podemos-IU para retirar la Medalla de Oro de la ciudad que se le concedió a Juan Carlos de Borbón en abril de 1978.  «En nuestra opinión, es evidente. No creemos que un defraudador fiscal deba compartir galardón con, por ejemplo, el personal sanitario”, se razonaba en la moción. El concejal proponente, José Morales, sólo ha recibido el apoyo de Jorge Riendas, de Aike.

A la hora de justificar el voto negativo, ha habido de todo. Desde el entusiasmo monárquico en el PP, menos comedido en esto que Vox, a la desgana argumental del PSOE. Ciudadanos, parte del equipo de gobierno, ha insistido en que Juan Carlos de Borbón es un ciudadano que no ha sido condenado hasta la fecha.

Desde Aike, su portavoz, Jorge Riendas, ha mostrado su apoyo «sin complejos» a dicha moción, entendiéndola como un ejercicio «de transparencia».

Por el PP, el concejal José Luis Alguacil, ha recriminado a Morales el hecho de traer dicha moción al pleno solo para «erosionar a la Monarquía», entendiendo que los errores de Juan Carlos de Borbón no borran el legado dejado a favor de España. «Desde el PP queremos apoyar al rey emérito y seguiremos estando alegres y contentos de que don Juan Carlos vuelva a su país cuando quiera», ha subrayado Alguacil.

La portavoz del Grupo Municipal del PSOE, Sara Simón, reconociendo que ha habido cosas que no se han realizado de la mejor manera por parte del rey emérito y que estaría bien que diera explicaciones, ha indicado que a día de hoy su grupo iba a votar en contra de esta propuesta.

Vox ha justificado su voto en contra por entender que el rey fue una «figura imprescindible para que la casa se cambiara desde dentro sin romperla» y creen que, además, «no hay motivos» para retirarle la medalla porque «para eso debería de mediar condena y eso no ha ocurrido».

Tampoco Ciudadanos ha apoyado esta moción. Su concejal Fernando Parlorio ha dicho que lo que ha traído Morales al pleno es «una cortina de humo» con la que mostrar su rechazo a la monarquía parlamentaria. «Nuestro voto será en contra de esta moción, y sin complejos», ha subrayado. «Su objetivo solo es desprestigiar a la Casa Real», ha abundado tras recordar al concejal de Unidas Podemos-IU que esta propuesta «no beneficia ni suma en nada en el día a día de los guadalajareños».

Según argumentaba José Morales en el texto de la moción, «desde las informaciones previas a la abdicación en 2014 de Juan Carlos de Borbón no hacemos más que conocer investigaciones de la Justicia española, suiza y del Reino Unido, procesos que, en nuestro país, no llegan más lejos porque los tribunales le consideran inviolable en el tiempo que fue Jefe de Estado pero no porque fuera inocente en un sentido más mundano y menos legalista. Además, él mismo, con dos regularizaciones fiscales de más de 5 millones de euros ya reconoce que no pagó lo que debía a Hacienda, que somos todas y todos los españoles». Además, recuerda, «tiene abierta otra causa por ingresos no declarados tras su abdicación, momento en el que ya no sería inviolable e irresponsable».

Revocar el acuerdo de 1978

«La conducta de Juan Carlos de Borbón no ha sido ejemplar», subrayan desde este grupo político. Lo que planteaban es que, a propósito del Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Guadalajara que está en vigor, se abriera un expediente para determinar si todos los antecedentes conocidos sobre su comportamiento son suficientes para retirarle esa distinción. 

El texto que regula estas distinciones en el Ayuntamiento de Guadalajara data de 1984. Su artículo 15 señala que «previo expediente, que se instruirá con las mismas características y garantías que para el otorgamiento del honor o distinción, la Corporación podrá revocar el acto de concesión de la persona galardonada, si ésta modifica tan profundamente su anterior conducta que sus actos posteriores lo hacen indigno de figurar entre los galardonados.«

Resultado final: 23-2 en contra.

El rey emérito don Juan Carlos I en el acto conmemorativo del 40º aniversario de la Constitución de 1978. (Foto: EP)
El rey emérito don Juan Carlos I en el acto conmemorativo del 40º aniversario de la Constitución de 1978. (Foto: EP)

Román apoyó quitársela a Franco en el Ayuntamiento

A mediados de mayo de 2009, y por iniciativa también de IU, el PSOE y el PP coincidieron en retirarle la misma distinción de la capital alcarreña a Francisco Franco, concedida en 1961.

Antonio Román, que ya era alcalde, expresó entonces su rechazo a cualquier tipo de dictadura y el respeto al cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, que luego se le cuestionó desde la oposición en más de una ocasión, especialmente en lo relativo a las exhumaciones en el cementerio municipal.

La Medalla a Franco y Rafael Esteban

La Diputación se había adelantado unos días a la capital. La Diputación Provincial de Guadalajara lo hizo en abril de 2009, con el apoyo de los 13 diputados del PSOE e IU -los del PP no es que se abstuvieran, es que ni votaron- para quitar la Medalla de Oro de la provincia concedida a Francisco Franco en 1961. La moción fue presentada por Jesús Recuero, que entonces era el único diputado provincial de IU, decisivo para dar la mayoría a los socialistas y vicepresidente en aquel mandato.

El portavoz socialista era Rafael Esteban, quien celebró la oportunidad de «quitar una medalla a un dictador, un asesino». «Ahora tenemos la oportunidad de devolverle a esta provincia la dignidad, y lo vamos a hacer», enfatizó entonces.

Más información: