Izado de jamones, para robarlos, en el centro comercial de Eroski en Guadalajara.
Izado de jamones, para robarlos, en el centro comercial de Eroski en Guadalajara.

Guadalajara se ha convertido en motivo de diversión y asombro para unos cuantos millones de espectadores de toda España este jueves, gracias a una noticia puramente “friki”, ocurrida la víspera.

Una pareja fue grabada en el centro comercial de Eroski en la Avenida del Ejército, que está rematando sus existencias antes de cambiar de propietarios. Lo más singular no fue el hecho del robo, sino el sistema empleado. Mientras la mujer enganchaba los jamones en el propio supermercado, su cómplice los subía con un cuerda hasta la primera planta, a cuya barandilla estaba asomado, como refleja la fotografía.

Después de robar jamones hicieron lo propio con un televisor. Los vigilantes no se percataron de nada. Ahora ya lo saben, al igual que millones de telespectadores.