Columpios condenados en un parque de Guadalajara.
Los niños pueden llevar juguetes, pero no usar los columpios de los parques. (Foto: La Crónic@)

Alberto Rojo, alcalde de Guadalajara, ha firmado este sábado cinco decretos que afectan a aspectos de la vida ordinaria de la ciudad, después de lo extraordinario de estos últimos tres meses.

Especialmente simbólico es que desde esta semana se vayan a poder utilizar de nuevo todas las todas las áreas de juego infantil, que serán limpiadas y desinfectadas por una brigada especial del servicio municipal de limpieza urbana. También volverán a abrir con normalidad las instalaciones deportivas al aire libre.

Menos restricciones en el cementerio, aunque las hay

La nueva normalidad conlleva también la reapertura de todas las puertas de acceso al cementerio municipal. El aforo se eleva hasta el 75 por ciento. Los entierros y actos fúnebres admiten ahora cortejos de hasta 50 personas. Podrán utilizarse de nuevo las fuentes del interior de la instalación, que serán desinfectadas también de manera continuada.

Todos los monumentos, abiertos

En cuanto a los monumentos de la ciudad, todos volverán a estar abiertos después de que este fin de semana se hayan reabierto las puertas del Panteón de la Duquesa del Sevillano, el único que permanecía cerrado. Los aforos se sitúan también en el 75 por ciento, con visitas en grupo que no podrán superar las 25 personas.

El mercadillo seguirá celebrándose todos los martes y sábados en la calle de La Tajera, en Aguas Vivas, “al reunir dicho espacio mejores condiciones de seguridad”, según las mismas fuentes municipales.

Más información: