Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local, en Guadalajara.
Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local, en Guadalajara.

Aunque con notorio retraso, fuentes oficiales han confirmado las circunstancias de una muy admirable intervención policial, ocurrida el pasado 18 de febrero en la ciudad de Guadalajara y gracias a la cual se pudo salvar la vida de una conductora.

Según se acaba de conocer, varios agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional de Guadalajara lograron salvar la vida de una mujer que había sufrido un accidente de tráfico. Para conseguirlo fue decisivo que le aplicaran, durante varios minutos, maniobras de reanimación (RCP), ya que estaba en parada cardiorrespiratoria debido a que había sufrido un infarto mientras conducía.

Un accidente en Aguas vivas, el origen del suceso

Los hechos sucedieron durante las últimas horas de la tarde del pasado jueves en la Avenida de Pálmaces de Jadraque, en el barrio de Aguas Vivas, cuando un vehículo impactó contra una farola. Al llegar los primeros auxilios, comprobaron que se encontraba en el interior la conductora, inconsciente.

Al lugar se desplazaron varias patrullas de Policía Nacional y de Policía Local, cuyos agentes observaron con creciente inquietud que la mujer no respondía a ningún estímulo. Dos de los agentes de la Policía Nacional, tras comprobar la ausencia de pulso, procedieron a sacarla del vehículo y comenzaron a realizar la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP), a la vez que solicitaban la presencia urgente de servicios médicos.

Otra patrulla, en este caso de la Policía Local y dotada con un desfibrilador, también se personó en el lugar y un agente local hizo uso del equipo portátil de reanimación para colaborar, de forma coordinada con los dos policías nacionales, en la reanimación de la mujer. La colaboración policial entre ambos cuerpos es cada vez más habitual y eficaz en Guadalajara, como se reflejó en una reciente persecución por las calles de la capital alcarreña, que concluyó con la detención del delincuente.

Tras la llegada de la UVI móvil, fue trasladada al Hospital Universitario.

Más información: