Uno de los caminos afectado por la concentración parcelaria.
Uno de los caminos afectado por la concentración parcelaria.

La Junta de Comunidades va a asumir los trabajos de adecuación de los caminos resultantes de la concentración parcelaria llevada a cabo en siete municipios de la provincia de Guadalajara. De hecho, el procedimiento ya ha salido a licitación.

El director general de Desarrollo Rural, José Juan Fernández, y el delegado de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Santos López, han visitado la zona para conocer cómo se encuentran los terrenos en los que se ejecutarán los trabajos de mejora, que corresponden a los términos municipales de Castilforte, Cantalojas, Congostrina, Gualda, La Loma-Ribarredonda, Monasterio y Ocentejo.

Acompañados por el alcalde de Cantalojas, Sergio Arranz, y varios concejales, han visitado algunos de los caminos sobre los que se va a actuar próximamente.

Casi 60 kilómetros afectados

En total se va a trabajar sobre cerca de 60 kilómetros de caminos con una inversión cercana al medio millón de euros y está previsto que las obras comiencen esta primavera.

Concretamente, las obras consistirán en la mejora de los caminos principales de la zona concentrada, con el fin de “dar acceso a las explotaciones agrarias o forestales, aumentar la comunicación en el medio rural y facilitar el acercamiento a los mercados, garantizando el mínimo impacto ambiental”, explican desde la Administración regional.

Para ello se intentará respetar al máximo los caminos ya abiertos en la zona, dotándolos de una anchura media de 5 metros, con cunetas de medio metro de profundidad. También se les dará estabilidad en los puntos con mayores necesidades mediante zahorra, con un espesor mínimo de 10 centímetros.

Asimismo, se asegura que se llevarán a cabo los trabajos necesarios para garantizar el drenaje de las aguas superficiales en dichos caminos.