Una buena cesta de níscalos.
Una buena cesta de níscalos.

Los vecinos del pequeño municipio de Galve de Sorbe, en la Sierra Norte de Guadalajara, dejarán de pagar por la recolección de hongos; los forasteros tendrán que hacerlo y con límites severos. Se trata de una decisión del Ayuntamiento, con lo que se corrige la ordenanza aprobada hace varios años y que perjudica a los vecinos frente a los que vienen de fuera.

Así lo ha confirmado su alcalde, Javier López, a Europa Press para LA CRÓNICA. Desde 2016 en el municipio rige una ordenanza por la que los vecinos pagan 5 euros al año por la recolección de hasta 5 kilos de hongos en el pinar y 10 euros por recolectar 20 kilos diarios con la posibilidad de venderlos.

Normativa vigente desde 2016 para la recogida de hongos en Galve de Sorbe.

Con el cambio de la norma se trata de tener más en cuenta a los propios vecinos, porque «son los que mantienen con vida los pueblos», según apunta el alcalde.

La decisión ha sido aprobada en sesión plenaria y se aplicará a partir de la temporada de 2021. Va a beneficiar a unos 110 vecinos, que dispondrán de una tarjeta permanente que les permitirá recolectar siempre que quieran y sin límites, más allá del cupo diario.

¿Y los forasteros?

Sin embargo, los foráneos que vayan hasta Galve de Sorbe a coger setas tendrán que abonar 5 euros diarios, lo que les dará derecho acoger hasta un máximo de 5 kilos «y no más», ha precisado el alcalde del pueblo.

Según López, la campaña «está siendo buena» pero ha reconocido que se ve algo menos que otros años precisamente por la pandemia de la COVID-19. Esta misma iniciativa ha sido asumida también por otros pequeños municipios de la zona, como es el caso de Cantalojas.

La decisión de pagar por la recogida micológica respondió inicialmente a evitar los daños que se producían habitualmente en el pinar con la llegada de numerosas furgonetas con gente cargada de rastrillos, a lo que se suma la recaudación de algo de dinero por parte de los ayuntamientos que les permita acometer actuaciones que, con los bajos presupuestos que manejan, no podrían acometer de ninguna otra forma.

Más información: