El consejero de Sanidad ha anunciado la obligatoriedad de la mascarilla sin desprenderse de la suya durante toda la rueda de prensa.
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha.

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado este martes, como estaba previsto, la obligatoriedad total de llevar mascarilla en todo el territorio regional. La medida entrará en vigor en la medianoche de este miércoles, cuando se publique en el Diario Oficial de la Comunidad Autónoma.

No será exigible el uso de mascarilla en el ejercicio de deporte individual y colectivo, además de en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Tampoco será necesario en las piscinas públicas o privadas de uso comunitario y en zonas de baño naturales, durante el baño y mientras se permanezca en un espacio determinado, siempre y cuando se pueda respetar la distancia de seguridad interpersonal entre los usuarios.

Para los desplazamientos y paseos será obligatorio el uso de mascarilla.

No será obligatoria para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización. La acreditación de estas causas no requerirá justificante médico, siendo suficiente la declaración responsable firmada por la persona que presenta la causa de exención.

En los supuestos de menores de edad o personas incapacitadas, la declaración responsable será firmada por los progenitores o tutores, sin perjuicio de las responsabilidades que pudieran exigirse por la inexactitud de la declaración. euros, ha precisado el consejero de Sanidad.

Así lo ha confirmado en rueda de prensa el consejero de Sanidad del Gobierno de la región, Jesús Fernández Sanz, quien ha precisado las excepciones de la norma, apuntando que los menores de 6 años no tendrán por que ponérsela.

El consejero ha planteado que en beneficio de las personas que “estamos haciendo un uso responsable de las mascarillas, queremos obligar a esas otras personas que no están haciendo ese uso, que, aunque sean minoría ayudarán a la extensión de este método preventivo contra el COVID-19”.

“El uso generalizado de la mascarilla está demostrando ser una de las medidas más eficaces para la prevención en la transmisión de la enfermedad”, ha enfatizado Fernández Sanz. El consejero ha insistido en que se debe continuar con los sistema de prevención y protección basado en la higiene de manos; higiene respiratoria (evitar toser directamente al aire y tocarse la cara, la nariz y los ojos); la preferencia por actividades al aire libre y de poca duración; limpieza, higiene y ventilación de los espacios utilizados y, especialmente, adopción de medidas de aislamiento y comunicación con los servicios de salud tan pronto como se tengan síntomas compatibles con el COVID-19 (fiebre, tos o dificultad para respirar) u otros síntomas, como falta de olfato o gusto.

El PP reclama “pedagogía”

La portavoz del Partido Popular en la región, Claudia Alonso, ha pedido al Ejecutivo castellanomanchego que haga un “ejercicio de pedagogia” sobre cómo se ha de usar la mascarilla, obligatoria desde ahora en la Comunidad. Consideran que “hay dudas”.

“Se tiene que explicar de manera correcta cómo han de ser los protocolos, en qué momento será obligatorio su uso o cómo se va a penalizar el no uso de la mascarilla”, ha añadido Alonso.

El PP regional está “profundamente preocupado por lo que está ocurriendo y por la opacidad absoluta de la información”, sobre todo ahora con los rebrotes. “Estamos profundamente preocupados por la contención de los existentes, sobre todo el de Albacete. Nos consta que, a pesar de las palabras de Emiliano García-Page diciendo que está absolutamente controlado, la realidad es otra. Muchos vecinos de la ciudad nos constatan que muchas de las personas que han podido dar positivo por PCR no están confinadas ni controladas por parte de autoridades sanitarias”, ha asegurado Alonso.

“Estamos viendo que la información que se nos da no es la real, como ocurre en el hospital Virgen de la Salud de Toledo, donde en una planta está habiendo muchos casos de ingresados por coronavirus”, ha indicado. A esto, ha proseguido la portavoz del PP, se añade la preocupación por la “ausencia de responsabilidad de gestión del Ejecutivo regional” que, a su modo de ver, también presenta “ausencia de empatía con las necesidades de los ciudadanos”.