Acceso a las Urgencias del Hospital de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Una ambulancia del SESCAM en el Hospital de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

CCOO ha exigido al Sescam y a las empresas SSG (que es la adjudicataria de Guadalajara), UTE Ambulancias Cuenca y Finisterre la entrega inmediata de equipos de protección individual (EPIS) adecuados a los trabajadores del transporte sanitario en la región.

CCOO denunció el pasado viernes ante la Inspección de Trabajo que las plantillas de las empresas adjudicatarias del Transporte Sanitario en Castilla-La Mancha “vienen desarrollando su trabajo en una situación de claro riesgo para su salud al no disponer de los EPIS adecuados y en la cantidad oportuna para tener unas mínimas garantías para su salud, la de los pacientes que transportan y la de sus propias familias”.

“Queremos denunciar públicamente que las empresas SSG (Albacete, Ciudad Real y Guadalajara), Finisterre (Toledo) y UTE Ambulancias Cuenca no disponen de los suficientes equipos y elementos de protección prescritos por el Ministerio de Sanidad para el Transporte Sanitario, y están forzando a los trabajadores a reutilizarlos”

“Los trabajadores del transporte sanitario urgente tienen que reutilizar hasta en cuatro turnos diferentes, por cuatro personas diferentes, las mismas mascarillas”, denuncia Alfonso Tercero, coordinador del Sector de CCOO-FSC CLM.

“En el transporte programado no urgente la situación es aún más lamentable y peligrosa, ya que las empresas no han hecho entrega de mascarillas adecuadas ni guantes y son los trabajadores los que por su propia cuenta tienen que proveerse de algún tipo de EPI fabricado por ellos mismos, o bien obtenido a través de donaciones, como ocurrió por ejemplo en Puertollano.”