Parte de las mascarillas fuera de norma localizadas por la Guardia Civil.
Parte de las mascarillas fuera de norma localizadas por la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido a tres personas e investiga a otras cuatro en Madrid, Ribarroja de Turia (Valencia) y Candeleda (Ávila). De todos los implicado, cinco son de nacionalidad china y se les considera responsables de la venta ilegal de miles de mascarillas no homologadas en varias provincias, entre las que se encuentra Guadalajara.

Estas detenciones forman parte de la segunda fase de la operación Coronafarma, que hace más de dos meses culminó con la detención de dos personas y la investigación de otras ocho por la venta ilegal, en varias provincias españolas, de 260.000 mascarillas no homologadas procedentes de China, por las que habrían obtenido unas ganancias superiores a los 300.000 euros.

Según la Guardia Civil, las mascarillas eran adquiridas a través de proveedores chinos y posteriormente se vendieron a ayuntamientos, farmacias y empresas de Ávila, Salamanca, Guadalajara, Gerona, Santander, Tenerife, Talavera de la Reina (Toledo), Córdoba, Madrid,  Barcelona, Sevilla, Cáceres y Toledo, entre otras.

La primera fase de la operación se inició el pasado abril, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que una persona se estaba dedicando a la venta de mascarillas sin homologar en Candeleda, Poyales del Hoyo y Arenas de San Pedro, localidades todas ellas del suroeste de la provincia de Ávila.

Según ha informado este domingo en nota de prensa la Guardia Civil, estas dos fases han culminado con la detención de cinco personas, mientras que otras doce están siendo investigadas.

Análisis de mascarillas ilegales por parte de la Guardia Civil.
Análisis de mascarillas ilegales por parte de la Guardia Civil.

Esta segunda fase ha tenido lugar tras el análisis de la documentación incautada por los investigadores de la Guardia Civil, que lograron identificar a los encargados de la importación y distribución de las mascarillas no homologadas, lo que culminó con la detención y la investigación de estas siete personas. Todas ellas adquirían las mascarillas en China, para posteriormente enviarlas a Valencia, donde se iniciaba la distribución y venta por todo el territorio nacional. Esta operación ha sido desarrollada por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Arenas de San Pedro, localidad situada al sur de la provincia de Ávila.