El martes fue un día de tranquilidad, para el presente así como de cara al futuro, en el PSOE de Castilla-La Mancha. La escenificación del buen entendimiento de los socialistas con Ciudadanos se hizo en una escena de sofa (y sillones), bajo la presidencia de Emiliano García-Page, pero con consecuencias evidentes en Guadalajara, donde el Ayuntamiento de la capital y la Diputación Provincial dependen de la colaboración entre ambos partidos, un “feeling” que llegó a ser cuestionado hace días por la máxima responsable de la formación naranja en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo.

Fue el pasado 10 de enero cuando la mismísima portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos aseguraba que su partido estaba a la espera de “gestos contundentes” del presidente regional de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con los que “se distancie” del presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, para salvaguardar los pactos de gobierno que ambas formaciones tienen en Castilla-La Mancha.

De este modo reaccionaba Picazo preguntada, durante una rueda de prensa sobre las palabras del portavoz adjunto de su formación en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, que cuestionó ese día la continuidad de dichos pactos, tras la formación del nuevo gobierno.

No ha hecho falta que termine siquiera el mes de enero para que las dudas hayan quedado despejadas.

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha ratificado este martes en una comparecencia ante los periodistas que tras la reunión celebrada en Toledo por ambas partes se da por zanjado que los pactos de gobierno en las tres capitales implicadas (Guadalajara, Albacete y Ciudad Real) “están más vivos que nunca”.

Sobre la Comisión de Seguimiento que vele por ello, ha aclarado que se ha acordado que sea el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, quien se pase por estas tres ciudades para analizar la buena marcha de lo firmado.

Para consolidar la concordia y la paz ya se sabe que se aceptarán propuestas de Ciudadanos sobre autónomos o políticas de la Mujer más allá de las áreas de acción municipal, y tal y como ha indicado la socialista, “hay margen de entendimiento” con la formación naranja. “Está claro que hay posibilidades de dialogar y de pactar”, ha afirmado.