Pablo Iglesias, a su llegada a Guadalajara; a su derecha, Juan Garrido Cecilia, presidente de la Fundación Siglo Futuro, organizadora del acto. (Foto: EP)
Pablo Iglesias, a su llegada a Guadalajara; a su derecha, Juan Garrido Cecilia, presidente de la Fundación Siglo Futuro, organizadora del acto. (Foto: EP)

Había expectación por la última actividad cultural de la Fundación Siglo Futuro, hasta el extremo de que muchos de los que lo deseaban y lo intentaron no pudieron entrar en el salón de actos del aulario de la calle Cifuentes, de la Universidad de Alcalá. El interés lo provocaba no tanto el tema del debate que allí se iba a desarrollar sino uno de sus dos ponentes: Pablo Iglesias Turrión.

A las medidas antiCovid, que limitaron la capacidad del recinto a los previamente acreditados, se unieron las medidas preventivas ante posibles altercados previos. Desde que LA CRÓNICA había informado de la convocatoria del acto, las redes sociales del periódico se habían animado con la cuestión, incluso en exceso. En evitación de cualquier problema, Iglesias accedió al edificio por el garaje.

En lo puramente académico, el hasta hace poco vicepresidente del Gobierno coincidió con su contertulio, el teólogo Juan José Tamayo, en trazar algo parecido a una hagiografía anticipada del papa Francisco. Ambos lo consideraron un ejemplo. Y como estaba previsto, a lo largo de toda la sesión los ataques a la derecha, en general, y a algunos de sus representantes en la tierra, en particular, fueron la norma.

«Pero que la derecha critique a un Papa no es tan novedoso porque cuando a la derecha española no le ha gustado un Papa lo ha dicho siempre. Forma parte del estilo de la derecha española en la que les gusta la democracia si ganan ellos», ha argumentado.

En este punto ha citado al Premio Nobel Mario Vargas Llosa, quien expresó de manera cristiana que lo importante no es que haya libertad para votar sino votar bien».

Prolegómenos del debate con Pablo Iglesias en Guadalajara. (Foto: EP)
Prolegómenos del debate con Pablo Iglesias en Guadalajara. (Foto: EP)

«El capitalismo mata», según dice Pablo Iglesias que dice el papa

Aunque reconociendo que no se sentía «cómodo» para hablar de religión en un espacio universitario porque, entre otras cosas, «no sabe del tema», defendió que sí sabe de política. «Tenemos a un Papa enormemente interesante y extraordinario, más allá de las diferencias que pueda yo tener con el jefe de una organización internacional como es la Iglesia católica», sentenció.

Según su argumento, Francisco «dice que hay ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera, y que esas ideologías son causantes de la desigualdad y que menoscaban el derecho de control de los estados encargados de velar por el bien común instaurando».

Esto es algo «impresionante» en boca de un Papa, ya que, ha dicho, «no lo está diciendo el secretario general de un partido comunista».

A esto ha sumado que Francisco «se atrevió a decir que el capitalismo mata y que tras esta economía está el rechazo de la ética y de Dios».

A juicio de Pablo Iglesias, el Papa Francisco además «defiende el diálogo en Cataluña y dice que quizá hay heridas históricas de los españoles del siglo XX no cerradas».

Además, incluso, el pontífice «ha pedido perdón hace pocos días por la colonización y el papel de la Iglesia en la conquista de México».

Más información: