Emiliano García-Page en su mensaje de Fin de Año del 31 de diciembre de 2020.
García-Page, en diciembre de 2020.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha valorado la salida de Pablo Iglesias de la política tras los resultados cosechados por Unidad Podemos en la Comunidad de Madrid como un movimiento “consecuente con las consecuencias que, a su vez, ha venido trayendo” su figura de “personaje político”, al tiempo que ha augurado en el corto plazo movimientos y cambios sociológicos que habrá que afrontar “con tranquilidad”.

Durante su intervención en un acto institucional en la Diputación de Cuenca, García-Page, que ha felicitado a Isabel Díaz Ayuso y al PP de Madrid por su “incontestable” victoria, ha abundado en que “va a cambiar y mucho cualquier escenario de análisis” tras lo ocurrido en la capital de España.

Consecuencias imprevistas

“Lo que está pasando traerá consecuencias en el análisis político y social imprevistas. Están pasando cosas más importantes de lo que pueda parecer. Me parece muy trascendente en cualquier análisis de futuro de lo que va a moverse en muchos espectros sociológicos”, afirmado el líder del Ejecutivo autonómico.

Igualmente, ha considerado que la salida de Pablo Iglesias es “una respuesta política al efecto que tuvo su irrupción política en Madrid”, ya que “ha condicionado y mucho la política en España”.

Con todo, ha insistido en que habrá “cambios y movimientos”. “Pero hay que tener tranquilidad, serenidad, que cada uno trabaje en lo suyo”, ha señalado.

Más información: