Antonio Fernández-Galiano, durante la entrevista que hoy publica LA CRÓNICA.
Antonio Fernández-Galiano, durante una entrevista publicada en LA CRÓNICA.

Antonio Fernández-Galiano Campos tiene las horas contadas al frente de Unidad Editorial, la empresa que agrupa a cabeceras tan conocidas como El Mundo, Marca y Expansión. La decisión es firme por parte del grupo italiano RCS, que es su propietario. Según ha podido confirmar LA CRÓNICA, el cese de Fernández-Galiano supondrá también el del actual director de El Mundo, Francisco Rosell. Según se asume en el citado periódico como más probable, el sustituto elegido para dirigirlo sería Joaquín Manso.

Estos cambios tienen su derivada seguntina. En los últimos meses, con García-Page como uno de los interlocutores habituales, se fue gestando en Sigüenza un grupo de trabajo para conseguir la declaración de esa ciudad como Patrimonio de la Humanidad. A su frente se colocó, con toda la intención, a Antonio Fernández-Galiano, un seguntino madrileño con hasta ahora indudable influencia en la capital de España.

El cesante casi inminente, ya que se considera que la decisión se hará oficial este mismo viernes, es hijo de Antonio Fernández-Galiano Fernández, senador de UCD por Guadalajara en los albores de la Transición y presidente preautonómico de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Al frente de Unidad Editorial desde la última década del siglo XX, ha forjado un densa agenda de relaciones en la más alta política y economía españolas. Su gestión al frente de la editora ha estado lastrada por las diversas crisis económicas y marcada por un descenso continuado de ventas y plantillas.

Respecto a lo que ocurra con El Mundo y con la candidatura de Sigüenza ante la UNESCO y el papel que en esta última juegue Fernández-Galiano, todo está por ver.

Más información: