García-Page, este lunes en Guadalajara.
García-Page, durante un acto público en Guadalajara.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha convocado para este lunes un Consejo de Gobierno en el cual tiene previsto aprobar medidas más duras ante el avance del coronavirus.

Hace ya días, fue la portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, la que anticipó que esa era la intención. En las últimas jornadas, se pasado a Nivel 3 a la totalidad de las provincias de Toledo, Ciudad Real y Albacete.

Limitar “actividades no esenciales”

Según fuentes del Gobierno regional consultadas por Europa Press para LA CRÓNICA, la intención del Ejecutivo autonómico ahora pasa por limitar algunas actividades no esenciales y adelantar el toque de queda.

Hasta este domingo, las provincias de Albacete, Toledo y Ciudad Real se encuentran en nivel 3 de medidas restrictivas, en el caso de Ciudad Real incluso con cierre perimetral de sus municipios.

Según el último recuento del pasado viernes, fueron confirmados 2.646 nuevos casos por infección de coronavirus –número similar al del jueves– y 19 fallecimientos.

Por provincias, Toledo registró 884 casos, Ciudad Real 779, Albacete 359, Cuenca 354 y Guadalajara 270. El número acumulado de casos desde el inicio de la pandemia se elevó a 124.855.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, García-Page tiene previsto reunirse con el delegado del Gobierno en la región, Francisco Tierraseca; responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y la presidenta de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) en Castilla-La Mancha, Agustina García Élez; para coordinar la aplicación de las medidas a adoptar en los municipios castellanomanchegos.

 

El ministro vuelca la responsabilidad sobre las Comunidades Autónomas

Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido este domingo que las comunidades autónomas disponen de “herramientas legales suficientes” para doblegar la tercera ola.

“Las autonomías ya pueden decretar lo que otros países llaman confinamiento”, ha señalado el responsable de Sanidad en una entrevista publicada este domingo en El País.

Aunque ha reconocido que “cuesta mucho” que descienda la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), ha asegurado que con los datos que hay ahora en España “de momento no es preciso el confinamiento domiciliario”.

Así, Illa ha afirmado que el estado de alarma “ha funcionado” porque da a las comunidades las herramientas para restringir la movilidad en sus territorios con cierres perimetrales, restricciones de movilidad nocturna y de reunión. Cada comunidad puede decidir si cierra sectores comerciales o de ocio.

En referencia a la campaña de vacunación, el ministro de Sanidad ha destacado que España está yendo “razonablemente bien”, con más de 768.000 dosis administradas. “El objetivo que tenemos es acabar esta semana con la administración de la primera dosis en las residencias de mayores y el lunes empezar con la segunda”, ha precisado.

Por último, el candidato del PSC a las elecciones de Cataluña ha insistido en que hasta que empiece la campaña electoral “está solo el Illa ministro”. “Me dedicaré a hacer campaña en campaña y, hasta ese momento, me dedico al 101% a mis tareas de ministro”, ha sentenciado.

Más información: