Page viajó hasta Sigüenza en 2013 en el mismo tren que acaba de anunciar que defenderá ante Fomento.
Page viajó hasta Sigüenza en 2013 en el mismo tren que acaba de anunciar que defenderá ante Fomento.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avisado este lunes de que su Gobierno no va a dudar en pedir ceses o dimisiones dentro del Ministerio de Fomento si no se recuperan servicios de ferrocarril que han sido suprimidos durante la crisis sanitaria y que no se han recuperado. esta es una circunstancia que afecta particularmente a la provincia de Guadalajara y, más en concreto, a la comarca de Sigüenza.

El anuncio ha llegado, como es comprensible, durante un acto en la propia Sigüenza. En su plaza Mayor ha apuntado que “algún técnico en el Ministerio que está encargado de hablar de los trenes en España no se ha dado cuenta de que en la pasada campaña electoral algunos políticos descubrieron que hay una España donde cuesta más” prestar este tipo de servicios.

Defensa de los pueblos

Tras defender el mundo rural, ha insistido en que “algún técnico con un alto cargo está haciendo estropicios quitando líneas de tren por no ser rentables”.

“Nunca una línea de tren ha sido rentable, ni siquiera el AVE. Nadie cuenta lo que costó hacerlo. No nos quedará más remedio que pedir la dimisión o el cese de algún responsable si no se empiezan a poner las pilas”, ha insistido.

En este punto ha hablado de los “800 millones de financiación del transporte” en tiempos de pandemia que “se han sacado de la manga y que han ido todos a Madrid y Cataluña”. “¿Y el resto? Ojo, no vamos a ceder, y esto, a estas alturas, como comprenderán, es importante a efectos simbólicos y de coherencia”, ha remarcado García-Page.

Más información: