Sergio Gutiérrez, en Madrid.
Sergio Gutiérrez, en Madrid.

El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha y diputado nacional, Sergio Gutiérrez, ha reivindicado este domingo la necesidad de apostar por «una revolución del sentido común y la moderación» como la que representa el Gobierno de Emiliano García-Page, frente a la «política del bulo y el insulto».

«Hay muchas cosas que no compartimos de diferentes partidos políticos, ni del Partido Popular, ni de Vox, ni de Podemos, pero creo que tenemos que basar la convivencia en el respeto y en el sentido común, en la moderación», ha defendido Gutiérrez en declaraciones a los periodistas antes de asistir como miembro de la delegación socialista española al XXVI Congreso de la Internacional Socialista que se celebra en Madrid, según han informado los socialistas en nota de prensa.

Para el dirigente del PSOE, «el riesgo que tenemos en los próximos meses» con la cercanía de una nueva etapa electoral y ante el que «tenemos que vacunarnos» es el de la política «del bulo, de la mentira, del insulto», un modelo totalmente opuesto al de Castilla-La Mancha con el Gobierno de García-Page.

En este contexto, Gutiérrez ha defendido que «ahora más que nunca son importantes políticas moderadas y políticas progresistas, porque hace diez años los recortes de Cospedal para solucionar la crisis económica nos llevaron a las mayores tasas de desigualdad, reventaron todos los servicios públicos con sus recetas».

«Nosotros estamos desde Castilla-La Mancha aplicando un manual distinto: frente a los recortes, inversión; frente a ponerse de perfil, los estímulos económicos y los planes de empleo, las ayudas a las empresas para tener resultados diferentes», ha explicado.

Además, ha incidido en que «durante estos cuatro años de legislatura hemos pasado momentos de muchas dificultades, los estamos pasando» como consecuencia de la pandemia y de la guerra en Ucrania y, aunque «puede haber tensión» en los servicios públicos, «lo que no hay son los reventones que produjeron los recortes de Cospedal».

«Ante situaciones similares, políticas, diferentes, políticos diferentes, Cospedal o Page», ha planteado el secretario de Organización de los socialistas castellanomanchegos.

«Castilla-La Mancha está de moda»

Con ello, ha defendido el modelo de Castilla-La Mancha y ha valorado que «en este fin de semana en la Internacional Socialista había mucha gente de distintos países que nos preguntaban» por la región, donde se está produciendo una «importante» atracción de empresas.

«Castilla-La Mancha en el mundo está de moda. Vienen empresas de Latinoamérica, de Europa, asiáticas, tecnológicas. Castilla-La Mancha está en un momento dulce para crear empleo y para atraer empresas», ha celebrado Gutiérrez, quien ha recordado que «en la última crisis económica, cerraron en Castilla-La Mancha 6.000 empresas con el Gobierno de Cospedal».

Ahora y «a pesar de la que nos está cayendo», ha continuado, «estamos consiguiendo atraer empresas, que se abran empresas y que vengan empresas de todas las partes del mundo a crear empleo e inversión en Castilla-La Mancha».

«En los años de Cospedal, a base de recortes, nos acostumbramos a las malas noticias, cada semana había una noticia en negativo. Ahora, se discute sobre el ritmo en el que se avanza, pero no se discute sobre las reversiones, sobre los recortes», ha recalcado.


Más información: