El parque de la calle Antonio Cañadas también se ha clausurado este jueves. (Foto: La Crónic@)
El parque de la calle Antonio Cañadas también se ha clausurado este jueves. (Foto: La Crónic@)

Desde este jueves se ha duplicado la presencia policial en las calles de Guadalajara, en lo concerniente a los agentes de la Policía Local. Se trata de un operativo especial que el Ayuntamiento ha puesto en marcha, de momento hasta este domingo. Estos días son de especial preocupación para los responsables municipales, por coincidir con las fechas en que deberían haberse celebrado las Ferias de la capital. El dispositivo se prolongará si es necesario, en función de la evolución de los datos sobre coronavirus. Si continúa, se centrará sobre todo en los fines de semana.

Ese ha sido uno de los anuncios hechos por el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, este jueves. Forma parte de las medidas adoptadas para garantizar el cumplimiento de las acciones decretadas por la Consejería de Sanidad en la ciudad, ante el incremento de casos de coronavirus registrados durante las últimas semanas.

Contra los botellones y las concentraciones

El objetivo es vigilar el cumplimiento de las medidas de seguridad y aforos en terrazas, evitar las aglomeraciones y concentraciones de personas y la realización de botellones, que “están prohibidos”.

Este operativo especial contempla la división de la ciudad en tres sectores, que se han reforzado con una aumento de la presencia policial en más del doble de personal. Asimismo, se vigilará que no se rompan los precintos de las zonas deportivas ni en los parques y jardines de la ciudad.

En La Concordia, San Roque, y Adoratrices se ha procedido ya al cierre de los mismos con precinto, permitiéndose el tránsito por pasillos centrales y laterales. En cuanto a los parques de San Francisco, Fuente de la Niña y Coquín se han cerrado, prohibiendo completamente su acceso. Todas las fuentes de la ciudad han sido clausuradas.

Más información: