Travesía de Torrejón del Rey, en diciembre de 2020.
Travesía de Torrejón del Rey, en diciembre de 2020.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha iniciado la implantación de un proyecto piloto de calmado del tráfico en la travesía de Torrejón del Rey.

Esta actuación se encuadra dentro de la denominada Estrategia-T, un nuevo enfoque de la DGT para el acondicionamiento de travesías que garanticen la movilidad y la calidad de vida en las poblaciones.

En este caso, a lo largo del tramo de la carretera N-320 que atraviesa la localidad se instalarán diversos elementos y marcas viales para moderar la velocidad del tráfico y, sobre todo, mejorar la seguridad de los peatones.

Travesía de Torrejón del Rey, en diciembre de 2020.
Travesía de Torrejón del Rey, en diciembre de 2020.

Alcanza con 48.000 euros

El presupuesto de licitación de los trabajos supera los 48.000 euros y la previsión es que estén concluidos en las primeras semanas del nuevo año.

Esta actuación pretende facilitar a los conductores la percepción de los límites de velocidad establecidos y proporcionar itinerarios peatonales más seguros.

Se utilizarán recursos como la señalización de una mediana de separación de los carriles en uno de los accesos a la localidad, así la utilización de franjas de pintura de alta fricción antes de los pasos de peatones.

También se renovarán y ampliarán aceras en algunos puntos, al igual que la parada de autobús, y se colocarán vallados y nuevas señales.

Más información: