Liebherr comercializa maquinaria pesada desde su planta en Chiloeches.
Liebherr comercializa maquinaria pesada desde su planta en Chiloeches.

La Inspección de Trabajado ha rechazado el Plan de Igualdad presentado por la empresa Liebherr, en sus instalaciones de Chiloeches, según ha revelado este lunes el sindicato UGT. Precisamente, los representantes de UGT en el Comité de Empresa no firmaron el documento, al advertir que podía incluir irregularidades.

Además de ello, desde UGT insisten en que se mantienen desigualdades de género en la plantilla, tanto en retribuciones como en horas de formación. La retribución media anual en hombres es de 45.000 euros y la de las mujeres ronda los 35.000 euros.

Es preciso recordar que desde marzo de 2021 resulta obligatorio para todas las empresas de más de 100 empleados la implantación de un Plan de Igualdad, algo que será de obligado cumplimiento a partir de marzo de 2022 para aquellas que tengan más de 50 trabajadores.

Faltan contenidos obligatorios

Según las fuentes sindicales, la Inspección de Trabajo ha argumentado su rechazo señalando que el Plan de Igualdad incumple contenidos obligatorios. En el texto no figuran aspectos importantes como el informe de diagnóstico de la situación; la vigencia, los medios y recursos que se dedicarán a su implantación o la manera en que se revisará y evaluará.

«Nosotros desde UGT ya dijimos que no podíamos dar el visto bueno a un Plan de Igualdad de estas características. Incluso le trasladamos a la empresa una serie de propuestas, pero ninguna de ellas fue tomada en consideración», explica Ana González, secretaria general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT en Castilla-La Mancha.

Más información: