11.1 C
Guadalajara
25 abril 2024
InicioLocalRojo pide "ayuda" ante Page para seguir como alcalde

Rojo pide «ayuda» ante Page para seguir como alcalde

Alberto Rojo ha pedido "cerrar la puerta" a la candidata del PP al Ayuntamiento de la capital alcarreña, Ana Guarinos, que "viene con Vox debajo del brazo".

-

El alcalde de Guadalajara y candidato socialista a la reelección, Alberto Rojo, ha apelado a la «máxima movilización» y a la «ayuda» de los guadalajareños para que el próximo 28 de mayo gane el PSOE, ya que la victoria y poder gobernar es algo que «hecho no está», y «si no se vota, esto se para». Ha reclamado ese apoyo para que desde la Alcaldía pueda seguir trabajando para conseguir el pleno empleo en la ciudad, porque «tenemos los ingredientes para ello».

«Esta campaña nos lo jugamos todo y yo salgo a ganar, a ganar bien y con ambición para ir a más», ha señalado el candidato socialista en el mitin ofrecido, con el aforo completo, en el Centro Municipal «Eduardo Guitián». Rojo ha contado con la presencia del candidato a la Junta y actual presidente de la región, Emiliano García-Page.

Reiteradas alusiones a la «Guadalajara viva»

Con un principio de afonía a estas alturas de la campaña, Alberto Rojo ha pedido «a la ciudadanía» que renueve su confianza en él, comprometiéndose a seguir avanzando por una Guadalajara «viva» y pidiendo «cerrar la puerta» a la candidata del PP al Ayuntamiento de la capital alcarreña, Ana Guarinos, que «viene con Vox debajo del brazo».

Y en este camino, para Alberto Rojo, el candidato al Gobierno de Castilla-La Mancha del PSOE, Emiliano García-Page, «es un aliado imprescindible para una Guadalajara viva», recordando como, cuando él llegó al gobierno de la capital alcarreña dijo claramente que quería ser el concejal número 26 de esta ciudad «y así ha sido». «A Guadalajara le viene bien con Page y lo hemos demostrado», ha subrayado.

Por eso, para el candidato socialista a la capital, las elecciones del próximo domingo son las «más importantes de la historia reciente». «Nos jugamos mucho; seguir avanzando o retroceder, la Guadalajara viva o la Guadalajara triste y gris; esta ciudad merece seguir adelante por las personas», ha abundado.

Para Alberto Rojo, «está claro que Guadalajara ha iniciado una nueva época en la que llegan empresas» y ha remarcado nuevamente que espera que en un plazo de cuatro años se creen hasta 6.000 puestos de trabajo. «Estamos en disposición de ello y contamos con un tándem perfecto y vamos a luchar para conseguir el pleno empleo, porque tenemos los ingredientes», ha declarado.

Por último, el candidato ha apostado por una campaña de las propuestas, «clara, honesta y leal» frente a una campaña de la manipulación y los engaños de otros», refiriéndose a Guarinos como una candidata «por accidente», fruto de la «división» interna del PP.

Intervención de García-Page

Por su parte, el candidato del PSOE a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado convencido de que tiene «el apoyo de la inmensa mayoría» de la gente de cara a las elecciones del día 28, pero ha admitido que necesita «que la mayoría sea una mayoría, una mayoría completa», dirigiéndose a la gente «que tiene dudas» para aseverar que «en este carril solo cabemos dos alternativas: o Page al frente del PSOE o Núñez con Vox». Page ha vuelto a llamar al voto útil, argumentando que el voto que no va «a una candidatura con posibilidad, o el que se queda en casa» al final acaba contando «para los otros».

En este punto, se ha preguntado por qué en el PP y su candidato la Presidencia regional, Paco Núñez, «no presumen de los cuatro años que parecen que no han existido», en referencia al gobierno de María Dolores de Cospedal en la Comunidad Autónoma, considerando que no lo hacen «por la misma razón que en esta ciudad –en alusión a Guadalajara– mucha gente del PP piensa que es suya» y «que por naturaleza» la gente «tiene que nacer con el carné del PP».

El socialista ha cuestionado la «deriva» de sus adversarios, que en vez de «plantearse que hay que defender a esta tierra» se dedican a intentar desmoralizarle, pero ha avisado de que a él no va a quitarle la moral «quien no la ha tenido nunca».

«A los dirigentes del Partido Popular aún les queda mucho camino por recorrer para estar en la media de la gente que les vota», ha argumentado García-Page, considerando que «les queda mucho» porque se niega a creer que la mayoría de la gente de esta tierra, incluso la que vota al PP, pueda compartir lo que los ‘populares’ están planteando con los camiones en los que lo sitúan junto al coordinador general de Bildu, Arnaldo Otegi.

«Me da cien ‘patás’ que me saquen con Otegi», ha confesado, o que le pongan una foto diciendo que es «okupa». «En mi tierra me conoce todo el mundo, saben que yo no tengo nada con Otegi», ha declarado, añadiendo que, si quieren ofenderle, que le pongan «en una valla con Cospedal».

El candidato socialista ha vuelto a la carga con el mensaje de que su intención es «hacer lo contrario que Cospedal» –una persona que «hundía» a esta región– aseverando que él no se levanta por la mañana viendo «a ver a quién le meto el dedo en el ojo» y considerando que «ser moderado tendría que cotizar».

García-Page ha presumido de que él va «solito» en su autobús electoral –«solito con mis mofletillos», ha bromeado–, mientras que entre todos los que van reflejados en el del Partido Popular, «falta el del Castilla y León», cuando «lo que están buscando es al vicepresidente de Vox», en relación a Juan García-Gallardo, y preguntándose «por qué no lo ponen».

En Guadalajara, le ha asegurado a Rojo que a la ciudad no solo vendrá una empresa puntera, mostrándose convencido de que con su trabajo, el de la Diputación y el de la Junta, «todo el polígono del Ruiseñor, en unos cuantos años, se va a llenar de empresas».


Más información: