Patrulla de la Policía Nacional en las Urgencias del Hospital de Guadalajara.
Patrulla de la Policía Nacional en las Urgencias del Hospital de Guadalajara.

Final feliz para un caso que se produjo hace días y que, definitivamente, puede darse como satisfactoriamente resuelto para su protagonista y para todos los que desde ese día se han implicado en cuidar de su salud. Fue el pasado 28 de abril cuando varios agentes de la Policía Nacional auxiliaron a una mujer que acababa de sufrir una parada cardíaca, a escasos metros de la Comisaría Provincial de Guadalajara. Lograron reanimarla y mantenerla hasta la llegada de la UVI móvil, que la trasladó al Hospital Universitario, donde aún se está recuperando aunque ya está fuera de peligro, según los últimos partes médicos.

En la tarde de aquel miércoles, 28 de abril, un hombre alertó a los agentes de puerta de la Comisaría Provincial de Guadalajara de que una mujer de mediana edad acababa de desplomarse en el suelo, a escasa distancia.

De manera inmediata, se dirigieron a ella dos agentes con conocimientos en primeros auxilios. Primeramente, comprobando que carecía de pulso y respiración, por lo que iniciaron, de forma coordinada, las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), con resultado positivo.

Mientras, otro agente de la Policía Nacional colaboraba solicitando la presencia de los servicios médicos, para que se presentasen en el lugar. Los agentes mantuvieron la asistencia a la mujer hasta la llegada del personal sanitario de la UVI móvil, quienes se hicieron cargo de la situación y trasladaron a la víctima al Hospital Universitario.

Comisaría de Policía de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Comisaría de Policía de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

Un caso similar en febrero

Esta es la segunda vez, en un corto espacio de tiempo, en que los agentes de la Policía Nacional de Guadalajara consiguen salvar la vida de una persona aplicando sus conocimientos en primeros auxilios. En el mes de febrero de este mismo año, dos agentes de la Policía Nacional, junto a otro de Policía Local, practicaron una maniobra similar a una mujer que había sufrido un infarto mientras conducía, salvando su vida gracias a la maniobra RCP, que la mantuvo hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia.

Más información: