Primero de Mayo de 2021 en la Plaza de Santo Domingo de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Primero de Mayo de 2021 en la Plaza de Santo Domingo de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

En el primer día de mayo de 2020, España entera estaba harta de vivir confinada en las casas. Un año después, los españoles siguen esperando el momento de dejar atrás la pandemia. En cualquier de esos dos días, el Primero de Mayo no ha sido como solía. En el caso de Guadalajara, tampoco.

El 1 de mayo de 2021 ha visto que la única manifestación por sus calles ha sido la de los 48 vehículos reunidos por VOX, que desde el Ferial han recorrido varias calles del centro (Plaza de Santo Domingo incluida) hasta concluir en el Sepecam.

Primero de Mayo de 2021 en la Plaza de Santo Domingo de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Los sindicatos de clase, CCOO y UGT esencialmente, optaron esta vez por una concentración, en la que estrenaban secretarios provinciales. Ambos estaban llamados a subirse al estrado, aunque el que primero lo ha hecho ha sido a las 12 del mediodía un trabajador de la Sanidad. Todavía está muy fresco todo lo ocurrido en el sistema de salud como para sorprenderse por esta elección.

A pie de plaza, pocas personas y muchas ausencias incluso entre los políticos más inasequibles a aparecer en público, con ocasión o sin ella.

Destacaban en primera fila el delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, y el senador socialista y alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, reconocibles ambos detrás de las mascarillas.

Eusebio Robles en el Primero de Mayo de 2021 en la Plaza de Santo Domingo de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Eusebio Robles en el Primero de Mayo de 2021 en la Plaza de Santo Domingo de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Al fondo, junto a la puerta del antiguo “Galeprix”, el hasta hace pocos días secretario de CCOO, José María Rey “Campano”, miraba y charlaba.

Apenas dos centenares de personas, incluidos los jubilados propios de cualquier día en Santo Domingo, asistían a las distintas intervenciones, mirando de reojo a las nubes.

A la media hora, la que no faltó a la cita fue la lluvia, tan habitual de estos días de primavera.

Más información: