Durante meses, no todos los trenes habituales de Cercanías van a llegar a Chamartín.
Durante meses, no todos los trenes habituales de Cercanías van a llegar a Chamartín.

Cercanías Madrid modifica el servicio habitual de la línea C2. Los cambios se aplican desde este lunes, 4 de septiembre. La causa son las obras de mejora en la infraestructura en la estación de Chamartín; como consecuencia, algunos trenes finalizarán su servicio en Atocha.

Fuentes de Renfe han detallado que esta modificación del servicio de la línea C2 tendrá lugar «especialmente» durante el fin de semana.

De esta forma, algunos trenes de la línea C2, que van desde Guadalajara hasta Chamartín, finalizarán antes su recorrido, según lo indicado. El servicio habitual no volverá a la normalidad, en este aspecto concreto, hasta el 23 de diciembre.

Más información: