Esta campaña educativa incluye distintas actividades, entre las que se incluye un concurso de carteles digitales.
Campaña de los "Superhéroes del reciclaje de Guadalajara".

El Consorcio de Residuos, junto con la Diputación de Guadalajara, la entidad sin ánimo de lucro Ecoembes y la empresa educativa Emade, ha puesto en marcha una iniciativa para concienciar a los alumnos y alumnas de educación Primaria de la provincia sobre desarrollo sostenible y gestión adecuada de los residuos.

Se trata de la campaña ‘Superhéroes del reciclaje en la provincia de Guadalajara’, en la que se ha invitado a participar a todos los colegios ubicados en municipios a los que presta servicio el Consorcio de Residuos Urbanos, según ha informado la Institución provincial en nota de prensa.

Todos los centros escolares que pueden participar en las distintas actividades de la campaña, muchos de ellos situados en zonas rurales de la provincia, suman más de 2.000 niños y niñas de entre 6 y 11 años matriculados en el actual curso escolar.

Esta campaña educativa incluye distintas actividades, entre las que se incluye un concurso de carteles digitales. A través de herramientas educativas lúdicas, como el juego, la caracterización y las actividades grupales, se pretende concienciar a los escolares sobre la importancia del reciclaje y, a través de su educación, informar y sensibilizar también a sus familiares.

Concurso de carteles

El desarrollo de la campaña tendrá como protagonista a un científico especializado en residuos, que visitará de forma telemática las aulas de los centros escolares participantes y dirigirá un divertido taller virtual sobre la necesidad de generar menos residuos y sobre la importancia de reutilizar materiales y reciclar en casa.

La participación en el concurso de carteles digitales se incentivará con la entrega de diez premios: cinco tablets para los niños y niñas que realicen los mejores carteles digitales y otras cinco para sus colegios.

En la provincia de Guadalajara se generan cada año más de 130.000 toneladas de residuos, según datos del Consorcio Provincial de Residuos Urbanos. De esa cantidad total, en torno a 3.300 toneladas son envases (plásticos, latas y bricks), que deben separarse del resto y depositarse en el contenedor amarillo, con el fin de poder ser tratados para su reutilización en las plantas de reciclaje.

Más información: