Vacuna contra el COVID.

Castilla-La Mancha cuenta en estos momentos con tres tipos de vacunas disponibles y está “al 75-80 por ciento de la vacunación administrada” del total que recibe, cumpliendo “estrictamente” tanto la estrategia de vacunación nacional como el plan regional.

En esos términos se ha expresado este martes el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha. Segú Jesús Fernández Sanz, se mantienen los tres criterios marcados previamente, siendo el primero el de primar la seguridad de la segunda dosis para completar la pauta, de tal manera que ya un 43 por ciento de los ciudadanos vacunados tienen la pauta completa, lo que supone 68.732 de un total de 162.939 dosis administradas.

Además, la región sigue priorizando a las personas mayores. El cien por cien de las que figuran “institucionalizadas”, atendidas en residencias o dispositivos similares, ya están vacunadas, yendo ahora con las que están en sus domicilios, a quienes el Gobierno regional espera tener vacunadas ya a finales de abril.

La tercera prioridad que se ha fijado el Ejecutivo autonómico es la vacunación de los grandes dependientes y sus cuidadores, que finalizará esta semana –ya se ha llevado a cabo mas del 70 por ciento de la misma–, siendo Castilla-La Mancha la región “que antes va a terminar de vacunar a los grandes dependientes”.

Ya están vacunando en las cárceles

Tras estos grupos, y una vez terminada la administración de vacunas a sanitarios y sociosanitarios y ya en marcha la de sanitarios que no eran de primera línea, este martes ha comenzado en los centros penitenciarios de la región y el lunes 8 de marzo comenzará con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Se continuará con personal de emergencias –bomberos y Protección Civil– y a finales de mes se iniciará en docentes, que estarán repartidos en dos grupos –Educación Especial e Infantil y todos los demás hasta Secundaria–.