Exterior del Museo Lázaro Galdiano, que esconde unos magníficos jardines en el comienzo de la calle Serrano de Madrid. (Foto: La Crónic@)
Exterior del Museo Lázaro Galdiano, que esconde unos magníficos jardines en el comienzo de la calle Serrano de Madrid. (Foto: La Crónic@)

El próximo viernes, 18 de junio, se inaugura Japanese Summer en el Museo Lázaro Galdiano. Se presenta como una experiencia completamente inmersiva, que pretende trasladarte hasta el corazón de Japón «para que puedas sentirlo, degustarlo y vivirlo, sin tener que moverte de Madrid», según aseguran los organizadores. Y todo, en plena calle Serrano.

Si eres un enamorado de la cultura y costumbres milenarias del país del Sol Naciente, sabrás lo importante que es el cambio de estación para los japoneses. Japanese Summer promete ser la sensación de este verano para los fans del universo japonés, ya que hasta el 16 de julio podrán disfrutar de un programa de actividades muy completo con el que desconectar del día a día para vivir experiencias inspiradas en auténticos rituales japoneses.

Esta novedosa propuesta de ocio, es un proyecto del Museo Lázaro Galdiano y Casa Asia, institución que es todo un referente y punto de encuentro en nuestro país de la cultura asiática.

Fuera el estrés

Una de las experiencias estrella que nos ofrece la Japanese Summer es liberarnos del estrés conectando con la naturaleza mediante la práctica de una técnica ancestral denominada Shinrin Yoku o baño de bosque. Se trata de una práctica milenaria con gran tradición en Japón que consiste en desconectar por un momento de la rutina y pasar tiempo en contacto directo con la naturaleza con el objetivo de mejorar la salud, el bienestar y lograr la felicidad. La experiencia consta de un paseo con 6 paradas, en el que, guiados por un experto en la técnica del Baño de Bosque, descubriremos los beneficios de esta práctica y despertaremos nuestros sentidos en el maravilloso entorno del jardín del Museo.

Y además, cómete Japón

Japón no solo se siente, también se come y se bebe. Por eso, no podía faltar una de las ofertas gastronómicas más potentes y actuales de la temporada. Se podrán degustar hasta tres propuestas diferentes, una cada semana, que llegan de la mano de cuatro de los chefs españoles más punteros y expertos en cocina nipona: la cocina omakase – en la que se otorga la confianza al chef de servir al comensal lo que surja de su creatividad e inventiva en el momento como la de Ebisu by Kobos, del Chef Kobo Cortés; el mejor sushi de los chefs Alex Fernández y Joaquín Serrano del restaurante Kigen, y la propuesta del único restaurante Kaiseki en España – en la que no solo los ingredientes elegidos tienen que ser de temporada, sino que también el tipo de platos y bandejas en los que se sirven los platos han de reflejar la estación con la que están relacionados – el Hannah Sushi Bar de Janek Flemying.

El anillo sagrado

La ceremonia de entrada al verano se materializa con la instalación del Chinowa o anillo sagrado, que nuestros visitantes deberán atravesar y festejarlo así al estilo más nipón. Además, podrán disfrutar del Jardín Zen diseñado por el prestigioso arquitecto Shuichi Kobari, que ha recuperado un estanque del jardín del Museo, clausurado desde hacía tiempo, regenerando así los usos de este espacio y transformándolo en una zona idílica para la contemplación.

Entre la oferta de experiencias niponas más culturales se encuentra una exhibición de pintura mural sobre un biombo de hierro de la artista Mari Ito y que quedará ubicada en el Museo. También se celebrará un concierto para piano de la compositora e intérprete Hisako Hiseki. Y no faltarán actuaciones de Taiko, ceremonial de grandes tambores a cargo de TAIKO ENISHI, y talleres de Shodo (escritura japonesa) que impartirá Madoka Kubota a lo largo del mes.

Por último, el espacio acogerá la proyección de un ciclo de cine nipón, que incluirá la presentación y coloquio a cargo de Menene Gras Balaguer, directora de Cultura y Exposiciones de Casa Asia, que comenzará el próximo día 1 de julio con la premiere de True Mothers de Naomi Kawase en el auditorio del Museo. Este será el pistoletazo de salida del ciclo de cuatro películas que se proyectarán entre el 1 y el 15 de julio.

Puede verse  el programa completo y la agenda de actividades en este enlace.

Más información: