Unidades del test de antígenos que se utiliza estos días en el campus complutense de la Universidad de Alcalá.
Unidades de test de antígenos.

El Ayuntamiento de Trillo va a comenzar a repartir desde este miércoles un test de antígenos a cada empadronado del municipio, lo que supondrá algo menos de 1.400 unidades.

Con esta medida, el Consistorio trillano pretende animar a sus vecinos a utilizarlos como medida de prevención antes de celebrar las reuniones familiares y de amigos, tan habituales en las fechas navideñas.

El Ayuntamiento inicia el reparto este 15 de diciembre en la Casa de la Cultura de la localidad, en horario de 10.00 a 14.00 horas. Junto al test, también se entregará un regalo navideño a casa uno y un calendario de Trillo para 2022 por vivienda.

«Pedimos a los trillanos que no bajen la guardia y que se testen antes de reunirse con la familia o los amigos; es una manera de evitar contagios y de que podamos disfrutar de estas fiestas con mayor tranquilidad», plantea la concejala Mayte Blanco, quien espera y desea a sus vecinos, de parte de todo el equipo de Gobierno, «unas fiestas felices y tranquilas, en compañía de los que más queremos».

Polémica en Castilla-La Mancha con los test

Desde hace días el PP, partido al que pertenece el alcalde de Trillo, viene manteniendo una cierta polémica en Castilla-La Mancha a cuenta de las pruebas del COVID.

El presidente del PP regional, Paco Núñez, ha registrado días pasados en la sede del Gobierno regional la propuesta de su partido para pedir al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que financie al cien por cien un test de antígenos para todos los castellanomanchegos y al 50 por ciento un segundo y un tercer test.

«Que acepte esta propuesta, que se olvide que viene del PP o que viene del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso», ha insistido Núñez, recordando que estos test podrían servir para que 2 millones de castellanomanchegos sean tratados si tienen el COVID-19 y si no la tienen, puedan disfrutar con normalidad de las actividades, reuniones y eventos en Navidad, protegiendo también la economía de la región.

En cuanto a la cuantía de esta medida, el presidente del PP ha señalado que el Gobierno regional, en primer lugar, debería concretar a qué precio puede obtener estos test, al tiempo que ha remarcado que con un presupuesto de 12.500 euros, se podría financiar sin problema, concretamente con la cuantía que ha bajado este ejercicio en materia de sanidad.

«Solo con lo que ha bajado el Gobierno regional en sanidad sobraría. Se podría repetir esta medida hasta en cuatro ocasiones», ha afirmado Núñez, que también ha indicado que podría articularse por medio de modificación presupuestaria, a través de tramitación urgente o mediante enmiendas ‘in voce’.

La opinión del Gobierno de Page sobre esta idea: «No se puede copiar»

La reacción del Gobierno regional llegaba pronto, a través de su portavoz, Blanca Fernández, quien recordaba al presidente del PP que Castilla-La Mancha tiene «mejores datos» COVID que Madrid.

Fernández también valoraba que «lo que no puede ser es hacer propuestas a base de copiar las medidas que se toman en otros sitios porque más allá de que una propuesta puntual sea más o menos razonable, lo que no es lógico es pretender gobernar a impulsos y copiando lo que se hace en otras comunidades autónomas».

Más información: