Cena de Hermandad del Colegio de Médicos de Guadalajara, el 24 de junio de 2022.

Este lunes, el Colegio de Médicos permanece cerrado, coincidiendo con la celebración cada 27 de junio de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, patrona de Sanidad. La fecha tuvo un anticipo ya el día 24: un centenar de asistentes congregó el pasado viernes la celebración en Guadalajara la fiesta por la patrona de Sanidad, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Es una cita, tradicional pero interrumpida por la pandemia, en la que cada año los facultativos recuerdan a los compañeros fallecidos, homenajean a los recién jubilados y dan la bienvenida a los más jóvenes.

En esta ocasión, tanto los médicos jubilados como los fallecidos tuvieron su propio homenaje en un acto exclusivo celebrado en la Residencia Valdeluz el 26 de mayo. Así, la Cena de Hermandad estuvo reservada para la bienvenida a los médicos residentes que se han colegiado en Guadalajara desde el año 2020.

La cena de la Patrona se inició en el Hotel PAX de Guadalajara a las nueve de la noche, con un sencillo cóctel en el que hubo ocasión de charlar animadamente.

Ya después de la cena tuvo lugar la bienvenida oficial a los Médicos Internos Residentes que han comenzado recientemente su residencia en Guadalajara.

Fueron más de sesenta los residentes que acudieron a la cena, como siempre invitados por el Colegio a participar en la Cena de Hermandad.

La encargada de pronunciar unas palabras de bienvenida fue Laura Pérez Martín, vocal de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo.

Por su parte, el presidente del ICOMGU, Javier Balaguer Recena, dirigió unas palabras a los asistentes, agradeciendo también la presencia del alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo y de la delegada de Sanidad, Margarita Gascueña, así como la de los representantes de otros colegios profesionales. En su discurso, puso en valor el trabajo de los médicos durante la pandemia, calificándolos de verdaderos héroes.

El próximo año se retomará el formato habitual de la Cena de la Patrona, uniendo en un mismo evento a los más jóvenes con los jubilados y recordando a los médicos fallecidos en los últimos doce meses.

Entrega de distinciones

Nuria Esther Sanz Bonacho, vocal de Médicos de Administraciones Públicas, entregó el Premio de Investigación 2020/2021 del ICOMGU, que fue a parar a manos de Ignacio Javier González de la Huebra Rodríguez por tesis titulada “The accuracy of titanium contrast-enhaced mammography: a retrospective multicentric study” (” Valoración de la sensibilidad de las técnicas de imagen en la estadificación local del cáncer de mama” ), defendida en la Universidad de Navarra y obteniendo una calificación de sobresaliente. Cada uno de los trabajos recibió una dotación de 1.000 euros, habiendo sido el único médico que se presentó a esta convocatoria, por lo que desde el ICOMGU animaron a que otros doctores presenten trabajos de investigación el próximo año, cuando tendrá lugar una nueva edición de los Premios de Investigación promovidos por el vocal de Médicos Tutores y Docentes, Óscar Romanillos, quien no acudió a la cena por cuestiones personales.