Tres empresas en la región no dieron información sobre facturación a partidos por valor de 56.958 euros

TOLEDO, 10 (EUROPA PRESS)

El Tribunal de Cuentas ha observado, como deficiencias en el cumplimiento de las restricciones legales en gastos electorales en las elecciones a las Cortes de Castilla-La Mancha en 2019, 10.168 euros que no tienen naturaleza electoral y 1.338 euros que se refieren a gastos no permitidos por el artículo 53 de la LOREG. Estos gastos no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales.

En nota de prensa, el Tribunal de Cuentas también señala que tres empresas no han cumplido con la obligación de los proveedores de remitir información detallada de la facturación efectuada a las formaciones políticas por importes superiores a 10.000 euros, resultando un saldo no informado de 56.958 euros.

En lo referente a la regularidad de los ingresos y gastos electorales, el Informe señala que las formaciones políticas han declarado recursos por un total de 1.210.655 euros. Atendiendo a su naturaleza, 305.564 euros (25%) proceden de endeudamiento bancario y microcréditos; 397.706 euros (33%) de los adelantos de subvenciones electorales; y 507.384 euros (42%) de aportaciones de los partidos

El Tribunal de Cuentas ha formulado para cada una de las formaciones políticas la declaración del importe de los gastos regulares justificados por operaciones ordinarias, que han ascendido a un total de 869.512 euros (el 72% del total de los gastos justificados). El gasto justificado por la realización de la actividad de envío de propaganda electoral ha sido de 334.928 euros (el 28% del total de los gastos justificados).

En cuanto al cumplimiento de otras obligaciones contempladas en la Ley Electoral, todas las formaciones políticas han abierto una cuenta bancaria específica para las elecciones, comunicada posteriormente a la Junta Electoral.

RECOMENDACIONES