Pérez Borda, ante los periodistas el 18 de enero de 2021.
Pérez Borda, ante los periodistas el 18 de enero de 2021.

El Ayuntamiento de Guadalajara ha comenzado a actuar en las primeras vías de las 43 calles dañadas por el temporal ‘Filomena’, obras que está acometiendo sin la ayuda solicitada al Gobierno Central y donde se van a invertir 255.000 euros de las arcas municipales. Son cuatro calles menos que las que se contabilizaron en marzo de 2021, después de la nevada.

El plan de actuaciones ha sido presentado este martes por el primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Rafael Pérez Borda, precisamente en una de los principales paseos de la ciudad, el de Fernández Iparraguirre, donde ya se ha comenzado a actuar junto con Francisco Aritio y en la Avenida del Ejército. Los trabajos se prolongarán unos tres meses.

Según Pérez Borda, las obras van a afectar a más de 7.600 metros cuadrados, un plan de actuación que el Ayuntamiento de Guadalajara presentó al Gobierno de España el pasado marzo, a raíz de que Guadalajara fue declarada zona catastrófica por los daños del temporal, con el fin de poder acogerse a fondos europeos, pero sobre el cual no han obtenido aún ninguna puesta. Finalmente, los trabajos de reparación se asumen desde el Ayuntamiento, con recursos propios.

«No han llegado los recursos del Gobierno de España pero si nuestros recursos municipales, y atendemos las necesidades de la ciudadanía», ha planteado el primer teniente de alcalde, quien ha informado que de momento se ha comenzado a actuar en las vías de mayor volumen de tráfico y ha pedido «paciencia» a la ciudadanía.

De momento, la primera fase ha comenzado con el aglomerado en varias vías y está previsto, si es necesario, actuar en la capa inferior, lo que es la solera de hormigón, hasta alcanzar los 60 centímetros de profundidad.

En calles como la de Jadraque se han visto obligados a cortar la circulación hasta que el hormigón fragüe y se pueda aplicar el aglomerado mientras, en paralelo, se actúa en la pavimentación de otras vías sin descartar nuevos cortes de tráfico o cambios puntuales en algunas paradas del autobús urbano.

Entre las vías donde también se han detectado problemas figuran la calle Alcarria, calle Ramón y Cajal en la confluencia con la calle La Mina y en la calle María Pacheco, a la altura del paso de peatones, puntos en los que se irá actuando «poco a poco».

El concejal de Urbanismo ha explicado que todavía hay posibilidad de que lleguen los fondos que han reclamado para hacer frente a las reparaciones tras el desastre de Filomena, cantidad que en caso de recibirlos, serviría también para las obras que quedan pendientes de acometer en el zoo y para reparar el arbolado dañado, quedando los 255.000 euros que ahora aporta el Consistorio para cubrir otras necesidades.

Al margen, el concejal de Obras ha apuntado que desde septiembre pasado el Ayuntamiento ha invertido en mejoras de acerado y calzadas de las calles de Guadalajara más de 700.000 euros.

Más información: