Unidades de test rápido para el coronavirus como las adquiridas por Castilla-La Mancha.
Unidades de test rápido para el coronavirus como las adquiridas por Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha es la primera Comunidad Autónoma en conseguir disponer de test rápidos, garantizados por pruebas propias. Estos ensayos se han realizado a lo largo de la mañana del sábado sobre una partida que llegó en la madrugada del viernes. La eficacia de los test habría sido del cien por cien en el muestreo realizado.

Según avanzaba a LA CRÓNICA un interlocutor de la Junta de Comunidades, la distribución podría empezar este mismo domingo, con las 5.850 unidades que han pasado este primer control con éxito. Sus destinatarios prioritarios serán profesionales sanitarios, residentes y trabajadores de residencias de ancianos sospechosos, pacientes ingresados en hospitales pendientes de decisión de aislamiento y personal esencial.

Posteriormente, pasadas las cinco y media de la tarde, el propio presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha confirmado la noticia en una comparecencia pública, en Toledo.

Los test ya recepcionados pertenecen a la compra de 60.000 de este tipo de pruebas, que en apenas un cuarto de hora resuelven si una persona está infectada o no. El proveedor es español, según ha confirmado el presidente regional.

A simple vista, el logotipo CE de los envases sí es correcto, a diferencia de lo que ha ocurrido en algún caso reciente. En efecto, los primeros test que han llegado a Castilla-La Mancha cuentan con la certificación europea y la aprobación de la Agencia Española del Medicamento y han sido validados por especialistas del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Además, ha sido remitida alguna unidad al Instituto de Salud Carlos III para que el Ministerio de Sanidad conozca el tipo de test adquiridos por el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Junto con estos test rápidos se seguirán utilizando PCR, de los que Castilla-La Mancha va a adquirir también más kits, según lo adelantado este sábado por García-Page.

Tras los PCR, los test rápidos

Hasta ahora, las pruebas a partir de la  Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) han sido las únicas que se han utilizado en España para el control de los casos realmente activos de coronavirus. Tarda varias horas en mostrar el resultado y no puede hacerse en el domicilio del paciente, sino en un entorno clínico.

A diferencia de los PCR usados hasta ahora, los test rápidos no identifican el ARN del virus, sino o bien anticuerpos producidos frente al virus utilizando una muestra de sangre (como es el caso del sistema comprado por Castilla-La Mancha) o bien proteínas del virus presentes en las muestras respiratorias de exudado nasofaríngeo, que era el sistema de los fallidos del Ministerio de Sanidad.

Más información: