Un momento del pleno del Ayuntamiento de Guadalñajara celebrado este viernes, 3 de septiembre de 2021.
Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara en su actual ubicación, en el centro social Los Valles.

El Ayuntamiento de Guadalajara ya tiene un Plan de Igualdad, con vigencia inicial hasta 2025. Será de aplicación al más de medio millar de personas que trabajan para el Consistorio como funcionarios o laborales. Actualmente, los puestos de dirección están desempeñados al cincuenta por ciento entre hombres y mujeres, aunque estas últimas suponen el 40% de la plantilla.

El Plan de Igualdad es una exigencia de la legislación estatal, aunque su responsable directa, la concejala Sara Simón, ha insistido para justificar su necesidad que en el Ayuntamiento se da igualdad legal pero no real entre ambos sexos.

Las 48 medidas que se contemplan nacen «fruto del consenso en el seno del comité de empresa y de los grupos políticos», ha incidido Simón en el pleno de este viernes, además de asegurar que desde el equipo de gobierno quieren ser «ambiciosos en igualdad».

El texto ha contado con el apoyo también del Partido Popular, cuya concejala Verónica Renales no ha ahorrado elogios al trabajo de los técnicos y de los actuales responsables municipales en este asunto.

Sólo Vox en contra… y con tensión

Como era previsible, la mayor tensión en el debate de este punto ha llegado tras las dos intervenciones de Antonio de Miguel, el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Guadalajara. Su planteamiento inicial fue casi moderado, muy neutro a la hora de explicar su postura: «En Vox defendemos la igualdad de todos los españoles y estamos en contra de la discriminación, eso ya está regulado en el artículo 14 de la Constitución. No vamos apoyar un plan que sólo busca propaganda política, porque en el Ayuntamiento de Guadalajara no existe discriminación laboral. Lo que sí necesitamos es un plan de modernización y de conciliación de todos los trabajadores, hombres y mujeres.»

Sin embargo, el choque frontal con Sara Simón y Alberto Rojo, a través del uso de expresiones denigratorias para ambos socialistas, encrespó los ánimos. José Morales, de IU y que se sienta cerca del edil de Vox, también recibió una respuesta desabrida por parte de este, aunque el grueso de las descalificaciones fueron contra el alcalde y su directa colaboradora.

Sara Simón, ante los periodistas en la presentación del Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Guadalajara para el personal municipal.
Sara Simón, ante los periodistas en la presentación del Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Guadalajara para el personal municipal.

Sara Simón, protagonista

La víspera, la segunda teniente de alcalde de Guadalajara y concejala responsable en materia de Igualdad, Sara Simón, ya había presentado a los periodistas el Plan de Igualdad para el personal del Ayuntamiento de Guadalajara. Lo ha calificado como «hito en materia de igualdad y de acciones pioneras, como va a ser la implantación de un protocolo que regule los derechos a la desconexión digital y el uso de dispositivos desde la perspectiva de género».

«Hoy nos acercamos un poco más al objetivo de alcanzar la igualdad real entre mujeres y hombres. El Plan de Igualdad para el personal del Ayuntamiento de Guadalajara es un hito que nos va a marcar la hoja de ruta para los próximos cuatro años y que queremos que nos convierta en un ejemplo a seguir», insistía Simón.

Sara Simón ha coordinado un proyecto que, como ella misma ha explicado, «nace del consenso y en el seno de una comisión negociadora que ha estado integrada por representantes del equipo de Gobierno; el comité de empresa y los diferentes partidos políticos, apoyados técnicamente por personal del departamento de servicios sociales».

La segunda teniente de alcalde ha agradecido «la implicación tanto del comité de empresa, como del resto de grupos políticos que han estado trabajando y aportando ideas a este documento».

El plan, ha destacado Simón, se pone en marcha con acciones como la implantación de un protocolo de acoso sexual y por razón de sexo que permita actuar con diligencia, estableciendo un procedimiento de atención en situaciones de peligro que puedan detectarse.

Y de medidas innovadoras como la futura puesta en marcha de un protocolo que regule los derechos a la desconexión digital y el uso de dispositivos desde la perspectiva de género.

Trabajo en 12 áreas

Durante estos meses de trabajo se ha actuado en doce áreas y se han extraído 48 medidas que se irán aplicando progresivamente.

Todo ello, previa consulta al personal del Ayuntamiento sobre cuestiones generales en materia de igualdad «que nos han sido de mucha utilidad a la hora de preparar este Plan», ha explicado Simón.

Del resultado de la consulta se desprende que la información que se ha recibido estos años en materia de igualdad «es muy mejorable y mejorable el grado de información que se tiene sobre las medidas de conciliación disponibles».

De igual forma, se señala que existe escasa información sobre a quién dirigirse en caso de sufrir acoso sexual en el lugar de trabajo; que es necesario un Plan de Igualdad y que su puesta en marcha despierta un gran interés entre el personal municipal.

«Estos resultados nos indicaron que, efectivamente, hacía falta un Plan de Igualdad, y nos abrieron el camino para fijar unos objetivos y establecer las 48 medidas que se contemplan en este documento», ha explicado Simón.

De esas 48 medidas, algunas son la de integrar la perspectiva de género en los procesos de selección y contratación, la de impulsar la promoción de mujeres en puestos de responsabilidad en todas las áreas municipales, incorporar a la mujer en puestos en los que no se alcance el 25 por ciento de representación.

También crear un espacio de trabajo que favorezca la seguridad y un entorno favorable, prevenir conductas de acoso sexual, implantar un protocolo para la atención a las empleadas víctimas de violencia de género, favorecer la conciliación de la vida personal, laboral y familiar y comunicar con un uso no sexista del lenguaje y la imagen.

Más información: