El suministro eléctrico ha vuelto al pequeño municipio de Zarzuela de Jadraque, situado en la Sierra Norte de Guadalajara, después de sufrir un apagón que se ha prolongado unas dieciséis horas, en las que sus apenas cuarenta vecinos han tenido que hacer uso de velas y estufas y convivir con la incertidumbre de que, si surgía alguna urgencia, alguno no podría avisar al médico por teléfono.

El alcalde de Zarzuela de Jadraque, Miguel Ángel Moreno, ha señalado a Europa Press para LA CRÓNICA que aunque solo en 2018 ya sufrieron 120 apagones contabilizados por la propia compañía, ninguno había durado tanto como este, y ha aprovechado para pedir a los gobiernos de España y de Castilla-La Mancha que tomen nota y apuesten con más acciones y servicios en las zonas despobladas porque "son las que más apoyo necesitan".

Zarzuela de Jadraque se quedó sin luz a las 21.30 horas de este jueves y el fluido eléctrico ha regresado a las 13.30 aproximadamente, sin que según Moreno se conozcan de momento las causas de la avería.

El alcalde, de Izquierda Unida, considera que una situación como esta demuestra que "la España despoblada está dejada de la mano de los gobiernos". Así de duro se ha mostrado este alcalde de un pequeño pueblo de apenas 44 vecinos empadronados, en su mayoría de edad avanzada, que se han visto obligados a pasar la noche con velas para iluminar sus hogares.

Moreno ha lamentado la falta de información por parte de la compañía así como los continuos cambios de hora para dar solución a un problema que se prolonga desde este jueves por la noche.

De momento desconoce cuál ha podido ser el motivo de esta avería porque no se lo han indicado pero ha recordado que el informe del último año recogió en Zarzuela de Jadraque 120 apagones de luz, a veces de minutos pero otros de horas, como es en esta ocasión, apunta.

Según ha explicado, tras irse la luz tardó casi veinte minutos en contactar con la compañía eléctrica, y una vez que lo consiguió, sin darle muchas razones, les dijeron primeramente que estaría arreglada la avería a una hora y le han cambiado las previsiones ya en dos ocasiones, siendo la última para las 14.00 horas de este viernes.

Tampoco le han explicado si puede estar motivada por los fuertes vientos. "No dicen nada, solo que hay avería. Para ponerme en contacto con Iberdrola tardé más de 20 minutos en contactar con una operadora. Menos mal que no hemos tenido una emergencia porque no se que hubiéramos hecho", ha lamentado.

Antes le solían enviar mensajes pero en esta ocasión no ha recibido nada. "Creo que el precio del kilovatio/hora es el mismo en las zonas rurales que en las capitales, donde esto no ocurre", ha indicado preocupado por sus vecinos y porque si hubiera una urgencia no sabe qué podría pasar.

Ha reconocido que desde esta compañía, por regla general, le envían un mensaje cuando hay un corte de luz pero en esta ocasión no lo han hecho.

Para este alcalde está claro que los pueblos de las zonas despobladas, como es su caso, donde la escasa gente que queda suele tener edad avanzada, no están igual tratados que en las zonas pobladas. "Aquí las emergencias suelen ser habituales y así no puede haber asentamiento de población en lo que ahora llaman la España vacía", ha señalado.

Como ejemplo, el primer edil ha comentado que en la madrugada de este mismo jueves uno de los vecinos se ha trasladado hasta Cogolludo a cargar el móvil porque tienen hijos pequeños y no ha querido arriesgarse a que ocurra algo y no saber cómo están.

Además, el regidor ha recordado que estos días especialmente hay más comida en los congeladores que se va a "perder toda".

Por último, este alcalde ha lamentado también que se tenga tan "abandonada y olvidada" a la España despoblada y que los políticos solo se acuerden de estos pueblos cuando hay elecciones porque "en los pueblos se pagan los mismos impuestos y los servicios no son los mismos", concluye.