Trabajando a dúo para atacar el muro del reactor de la central nuclear de Zorita el 21 de octubre de 2020.
Trabajando a dúo para atacar el muro del reactor de la central nuclear de Zorita el 21 de octubre de 2020.

En la tarde del miércoles, 21 de octubre de 2020, han comenzado los trabajos de demolición del muro exterior del edificio de contención de la central nuclear “José Cabrera”, en Almonacid de Zorita. Este es el recinto, construido en hormigón armado, que albergaba el reactor y el resto de los componentes del circuito primario de la planta. La mole tiene 34 metros de altura y una pared de un espesor de 90 centímetros, recubierta en su interior por una chapa continua de acero.

Para la ejecución de este trabajo, que se prolongará durante los próximos tres meses, se empleará maquinaria pesada equipada, con martillos y cizallas hidráulicas adaptadas para la demolición de estructuras de hormigón tan reforzadas.

Hormigón y ferralla en el grueso muro del edificio de contención de la central de Zorita.
Hormigón y ferralla en el grueso muro del edificio de contención de la central de Zorita.

Con la demolición de este muro exterior, culmina la desaparición de uno de los edificios más importantes de la central. Esta fase del trabajoso proceso para acabar con la central nuclear comenzó en 2019, con la retirada de la cúpula y ha continuado en 2020 con la retirada de los forjados y el hormigón del interior del edificio. El último paso será hacer lo propio con el exterior de la edificación.

Más información: