El
El "Stromboli", ya vaciado, el pasado jueves. (Foto: MV / La Cró[email protected])

Con la entrega al Ayuntamiento de Guadalajara de las llaves del local, el pasado viernes terminaba de forma irreversible la andadura del «Stromboli», restaurante que durante años ha tenido abiertas sus puertas dentro del parque de la Concordia. Tras de sí deja una deuda de 100.000 euros en cuotas de alquiler insatisfechas, acumuladas al tiempo que se sucedían los requerimientos para el pago.

Según aseguran fuentes municipales a este diario, el recinto saldrá nuevamente a concurso, para el que de manera informal habrían manifestado ya su interés varias empresas del sector de la hostelería.

Una cuota anual de 40.000 euros para el Ayuntamiento

Conocido como restaurante italiano del parque de San Roque durante décadas, durante el último lustro «Stromboli» se había hecho aún más visible, en el que ha sido su último emplazamiento.

Cuando la propiedad asumió este contrato, en la anterior Corporación municipal expresaron su sorpresa por lo elevado de la oferta económica de este licitador, de 40.000 euros como canon anual, muy por encima de lo esperado.

El penúltimo arrendatario de ese mismo local también hubo de abandonarlo por impagos, al igual que le ocurrió en su día al Ayuntamiento de Guadalajara con el anterior servicio de hostelería del Teatro Buero Vallejo (afortunadamente, el actual arrendatario presta el servicio a satisfacción del Ayuntamiento y de los clientes). En el bar del del Zoo municipal, los años de espera hasta la rescisión definitiva culminaron hace poco con una necesaria reforma integral del local, a cuenta de las arcas municipales y con la esperanza de mejores tiempos.


Más información: