Proyecto de circuito de Morata de Tajuña, en la Comunidad de Madrid.
Proyecto de circuito de Morata de Tajuña, en la Comunidad de Madrid.

Este jueves, el pleno del Ayuntamiento de Morata de Tajuña, en la provincia de Madrid, va a dar otro paso para la construcción en su municipio de un circuito de carreras. Este 18 de febrero, el proyecto se declarará “de utilidad pública y social”. Por delante les queda, no obstante, un largo proceso de recalificación de terrenos.

Estos días, a menos de 50 kilómetros, en Pozo de Guadalajara, aseguran que sigue en marcha un proyecto similar, que fue anunciado públicamente hace cinco meses y del que nada se había vuelto a saber desde entonces.

En conversación con LA CRÓNICA, el alcalde de esta localidad, Teodoro Baldominos, ha pronosticado que “en mayo o junio” el asunto del futuro circuito de velocidad estará en las Cortes de Castilla-La Mancha, para recibir todas las bendiciones legales de la Comunidad Autónoma.

En el caso de Morata de Tajuña ya se ha solicitado la licencia de construcción. También aseguran que han enviado la documentación necesaria a la Dirección General de Urbanismo de la Comunidad de Madrid, administración que tiene ante sí dilucidar si cabe encajar los terrenos elegidos en la actividad que se pretende. Se trata de una cantera de caliza, por lo que el alcalde madrileño cree tener despejado el camino: “No creo que haya dificultad en que se apruebe porque se va a hacer en un entorno que ya está muy degradado y con un terreno absolutamente improductivo”.

“Para ir al notario” en Pozo de Guadalajara

Mientras, en Pozo de Guadalajara estos últimos meses se habrían dedicado por parte de los promotores a cerrar acuerdos de compraventa con los dueños de los terrenos. Las fuentes consultadas por este diario aventuran que “está ya para escriturar”, sin haber tenido que recurrir en ningún caso a expropiaciones, que el pasado mes de octubre no se descartaban.

El lugar escogido es la finca “La Matilla”, con cerca de 1.400.000 metros cuadrados disponibles dentro del término municipal de Pozo de Guadalajara. El complejo incluiría, entre otras actividades, un máster universitario de Ingeniería, un departamento de desarrollo de motores eléctricos, un museo del automóvil y un hotel motor resort, así como eventos del motor, pruebas de marcas, una academia de pilotaje y un Centro de Alto Rendimiento. Se requeriría una inversión de 60 millones de euros para sacar adelante todo lo anunciado.

Ubicación del pretendido circuito de Fórmula 1 de Pozo de Guadalajara.
Ubicación del pretendido circuito de Fórmula 1 de Pozo de Guadalajara.

Teodoro Baldominos sigue confiado en la solvencia y seriedad de la empresa que está detrás del proyecto alcarreño “que ya está en papel, son cinco tomos de más de 1.000 páginas cada uno”. Además, no renuncia a que el circuito se reconozca como Proyecto de Singular Interés, ya que con eso se agilizarían los procedimientos administrativos e incluso se optaría a fondos europeos.

Para Baldominos, “lo de menos es la pista”, aunque eso sea lo más visible y lo primero que debería construirse. Para este agricultor que en la actualidad es también delegado de Fomento de la Junta de Comunidades en Guadalajara, es mucho más interesante todo lo que acompaña a esta iniciativa: desde una empresa de composites hasta un centro de alto rendimiento para deportistas del motor. Los contactos al respecto con la Universidad de Alcalá están en una fase muy preliminar, según ha podido comprobar este periódico.

Años de gestiones en el caso de Morata

Si en Guadalajara se habla de 60 millones, al otro lado de la frontera regional se conforman con 12 millones de euros, aportados íntegramente por la empresa ‘Streammotorfire’, de capital español. El alcalde de aquella localidad, Ángel Sánchez Sacristán, recuerda que llevan desde hace cinco años con el asunto. “En la subasta de la parcela hicimos una cláusula para que en cinco años el proyecto esté hecho y así evitar especulaciones. Queríamos asegurarnos de que no fuese un globo que se fuese a pinchar”, ha detallado a Europa Press para LA CRÓNICA.

La pista que han dibujado para Morata tendría una longitud de 4.500 metros, con una recta principal de 650 metros de largo y otros catorce de ancho. Además han previsto seis curvas hacia la derecha y otras siete hacia la izquierda.

Al igual que en el caso alcarreño, pretenden que el circuito tenga actividad casi todo el año, especialmente mediante convocatorias de eventos de empresa.

Entre tanto, en la carretera de Burgos sigue sin competiciones de máximo nivel el histórico circuito del Jarama, propiedad del RACE: el último gran premio de Fórmula 1 que se disputó allí se celebró en el lejano 1981. Desde entonces, han pasado por su pista motos, vehículos de particulares, presentaciones de coches y hasta carreras de camiones, en su empeño por sobrevivir.

Morata y Pozo proponen un circuito no muy lejos de donde aún sigue activo el del Jarama.
Morata y Pozo proponen un circuito no muy lejos de donde aún sigue activo el del Jarama.

Más información: