Rubén García, durante la rueda de prensa del 7 de julio de 2020.
Rubén García, durante la rueda de prensa del 7 de julio de 2020.

La Junta de Gobierno de la Diputación de Guadalajara ha aprobado la puesta en marcha de una línea de ayudas, dotada con 200.000 euros, dirigida a sufragar la cuota de los trabajadores autónomos que regentan los pequeños comercios rurales correspondiente a los seis primeros meses de este año.

Pueden beneficiarse de estas ayudas los titulares de pequeños comercios minoristas de alimentación, farmacias, establecimientos de combustibles, carburantes y lubricantes, puestos de comercio ambulante, bares, restaurantes, peluquerías y salones de belleza.

Una segunda línea de ayudas para el pequeño comercio rural aprobada en esta Junta de Gobierno tiene una dotación presupuestaria de 400.000 euros. El destino de estas subvenciones es el apoyo económico a pequeños comercios rurales para sus inversiones en maquinaria e infraestructuras necesarias para su actividad.