Los sintomas del coronavirus son similares a los de una gripe ordinaria.
La profilaxis para el COVID ha ayudado también a controlar la gripe estos dos últimos años.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha asegurado que en la actual campaña de la gripe se han vacunado ya en la región 475.000 personas. El dato es espectacular, pues supone un 46% más de las que lo hicieron en la campaña anterior y eso queo la actual aún no ha finalizado.

Así lo ha explicado Fernández Sanz este martes en rueda de prensa, en la que ha comentado que actualmente hay únicamente 700 casos de gripe en toda Castilla-La Mancha, hecho que ha atribuido a la propia vacunación y a las «barreras» que se le están poniendo a la gripe con las medidas contra el COVID-19. A más uso de las mascarillas, menos contagios también de gripe.

«Las medidas de salud pública como la restricción de movimientos, la distancia social y una mayor higiene personal probablemente han tenido un efecto también en la transmisión de la gripe y otros virus respiratorios», decía recientemente la OMS en un artículo publicado en la revista «Nature». El organismo internacional también reconoce que «personas con síntomas gripales puede haber evitado los centros hospitalarios, aislándose en sus casa, y por tanto no aparecer en las estadísticas».

Los jubilados, cumplidores

De igual modo, el consejero ha señalado que el objetivo de vacunación para mayores de 65 años «está prácticamente cumplido», ya que a fecha de 10 de diciembre se ha vacunado el 74,42% del total de la población de este rango de edad, cuando el objetivo para el final de la campaña es del 75%.

Fernández Sanz ha comentado que esta campaña de vacunación iba principalmente dirigida a este grupo de personas, «que son las más vulnerables», por lo que se ha felicitado de que el objetivo se haya cumplido.

Más información: