Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad estarán más presentes si cabe en las calles y en la vida pública

ALBACETE, 16 (EUROPA PRESS)

La Junta Local de Seguridad de ha Albacete ha pedido a los vecinos de la ciudad «mayor responsabilidad», pues ha advertido de que el «relajamiento social» en cuanto al cumplimiento de las norma ha provocado un preocupante» aumento de contagios en la ciudad y la inminente llegada de la Navidad.

Reunida este miércoles, con la presencia del alcaldesa, Vicente Casañ, y el subdelegado del Gobierno, Miguel Juan Espinosa, ha analizado la situación sanitaria de la ciudad, ante la advertencia traslada por las autoridades sanitarias del aumento de casos positivos en las últimas semanas, según ha informado en nota de prensa el Consistorio.

«La evolución en estos últimos 8-10 días es preocupante», ha dicho el alcalde, quien ha precisado que tras la dureza con la que Albacete sufrió la primera ola, la situación epidemiológica había venido siendo aceptable durante meses, gracias en buena medida a que la mayor parte de la ciudadanía ha cumplido con las normas y recomendaciones dadas. Casañ, por esta razón, ha tenido palabras de agradecimiento tanto a la ciudadanía, como al personal sanitario y a los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Ahora, ante la advertencia de las autoridades sanitarias, se ha pedido a la ciudadanía que mantenga la precaución debida. «Apelamos a la responsabilidad individual, tal y como hicimos en los peores momentos de la pandemia», ha instalado el alcalde pues, de lo contrario, ha añadido «vendrán mayores restricciones, que afectarán a nuestra actividad económica».

En la Junta Local de Seguridad se ha constatado que en las últimas semanas se ha producido un cierto «relajamiento social», en cuanto al cumplimiento de las normas, con el consiguiente aumento en las cifras de contagios.

En concreto, el alcalde ha referido como «indeseables» las «imágenes de aglomeración» que se han apreciado en algunos puntos de la ciudad, en concreto, ha mencionad la zona. Igualmente, ha reprochado que en el último mes y medio, más de 500 personas hayan sido sancionadas en la ciudad por no llevar mascarilla, es decir, por no protegerse.

Ante esta situación, se ha lanzado un mensaje de petición de máxima responsabilidad a los ciudadanos, pero también a los establecimientos públicos y a las empresas. «Hemos de ser responsables, porque más restricciones, si son necesarias, y pueden serlo, traerán consigo pérdidas económicas».

FIESTAS PRIVADAS

La Junta Local de Seguridad también ha abordado los problemas que ocasionan las fiestas privadas, encuentros de amigos y familiares, las «reuniones desbordadas» que superan el número permitido son un «serio problema», ha indicado el alcalde, que ha hecho referencia expresa a las que se celebran en las urbanizaciones y parcelas, fuera del casco urbano, «son un foco de contagios». En el último mes y medio, un total de 92 personas han sido sancionadas por esta circunstancia.

Así, ante la inminente celebración de las Navidades el alcalde ha sido rotundo: «ni el champán, ni el cubata matan al virus, a quienes nos mata es a nosotros», ha alertado.

De ahí que haya insistido en pedir la misma responsabilidad que se pedía en los peores momentos de la pandemia, «un contacto estrecho, un positivo, puede llevarnos a hipotecar a nuestra familia en Nochebuena o Navidad, solo pido que reflexionemos sobre ello», ha señalado Casañ, consciente de que es duro vivir «en un permanente estado de alarma, pero es lo que nos toca hacer».

SITUACIÓN COMPLICADA

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, por su parte, ha calificado de «complicada» la situación ante la inminencia de las fiestas navideñas, y los datos epidemiológicos «desfavorables» con los que «se va a llegar».

De ahí que haya pedido también a la población que mantenga su nivel de alerta y sea responsable con sus actos. «Cómo nos comportemos cada uno de nosotros, lo veremos a lo largo de las Navidades y no creo que nadie quiera como regalo navideño una enfermedad como la que estamos sufriendo para su familia», ha declarado Miguel Juan Espinosa.

Por ello, ha pedido «encarecidamente» a la población que cumpla con las indicaciones que nos da la autoridad sanitaria: lavado de manos, uso de mascarilla, contactos al mínimo, salidas al mínimo y que seamos consecuentes y responsables en nuestras actuaciones.

MAYOR PRESENCIA DE SEGURIDAD EN LAS CALLES

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han advertido que intensificarán su labor para hacer cumplir con la normativa vigente y estarán más presentes si cabe en las calles y en la vida pública.

No obstante, el subdelegado ha reiterado en que al final es cada ciudadano el que tiene en su mano frenar la propagación del virus. «No carguemos la responsabilidad a nadie más, somos nosotros quienes decidimos dónde fumamos, si usamos mascarilla, si estrechamos la mano al saludar», ha indicado.

Mientrsa, el intendente jefe de la Policía Local ha detallado que se contará para este propósito con toda la plantilla del cuerpo policial que, además, realizará servicios extraordinarios durante esta Navidad, para vigilar toda ciudad, con especial atención en aquellas zonas y lugares donde se producen mayores concentraciones de personas, como son los espacios de ocio.

Pascual Martínez ha pedido la colaboración ciudadana a la hora de advertir de aquellas situaciones donde pueda no estar cumpliéndose con la norma, una solicitud de cooperación que también ha pedido el subdelegado del Gobierno. «La inmensa mayoría de la ciudadanía está haciendo bien su trabajo, cumple con sus obligaciones e incluso va más allá, colaborando con la administración y fuerzas y cuerpos de seguridad, para ayudar a detectar comportamientos irresponsables y que se pueda actuar en consecuencia», ha recalcado el intendente jefe.

Por su parte, el comisario jefe de la Policía Nacional ha indicado que se reforzará especialmente la vigilancia policial en aquellas franjas horarias en las que hay mayores incumplimientos de la normativa, al tiempo que se aumentará la presencia policial en la vía pública y en especial en la Zona de ocio, al ser un lugar que preocupa.

De igual forma, el teniente coronel de la Guardia Civil ha advertido que, dentro de su labor de control de cumplimiento de las medidas sanitarias, harán hincapié en detectar posibles concentraciones de personas en parcelas y segundas viviendas. Igualmente, ha recordado la obligación de cumplir con las restricciones de movilidad.