Esta vez ha sido la Policía Nacional la que ha llevado a cabo la investigación y las detenciones contra varias plantaciones de marihuana.
Esta vez ha sido la Policía Nacional la que ha llevado a cabo la investigación y las detenciones contra varias plantaciones de marihuana.

Ha sido ahora, a finales de noviembre, cuando la Policía Nacional ha dado a conocer dos operaciones contra el cultivo de marihuana, llevadas a cabo el pasado mes de octubre, tanto en Guadalajara como en Madrid.

En el marco de la operación ‘Roca’ se detuvo a una banda y desmantelaron dos plantaciones ‘indoor’ de cultivo de marihuana en otras tantas viviendas de Uceda.

En una de las viviendas, las 695 plantas intervenidas estaban en fase avanzada de floración. La otra vivienda estaba siendo acondicionada todavía.

De los tres detenidos en esta operación, dos de ellos eran matrimonio, conviviendo con ellos su hijo de corta edad. Se les imputa además del delito contra la salud pública, otro por defraudación de fluido eléctrico.

Además de la sustancia estupefaciente se han intervenido los materiales empleados para la producción, tales como sistemas de ventilación, climatización, riego, electricidad y otros.

OPERACIÓN ‘HENNEP’

En una segunda operación, la Policía Nacional ha desarticulado otra banda, desmantelando un total de cinco plantaciones ‘indoor’ de marihuana; una en una vivienda unifamiliar de Colmenar de Oreja (Madrid), tres más en Uceda y otra más en una nave industrial en Torrelaguna (Madrid).

Se investigaba al principal sospechoso desde el mes de agosto pasado.

En los registros practicados, se incautaron las siguientes cantidades: en la vivienda de Colmenar de Oreja 930 plantas de marihuana, en las tres situadas en Uceda, 2.495 plantas de marihuana; y por último, en el registro de la nave de Torrelaguna, otras 1.449 plantas de marihuana. Así mismo, en una de las viviendas se incautaron cerca de 15 kilos de cogollos, ya listos para su empaquetado y distribución.

En esta segunda operación se han detenido a otras seis personas, a los que se les imputan delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Del mismo modo que en la anterior, fueron intervenidos todos los materiales empleados para la producción. 

Más información: