Blanca Fernández, en su rueda de prensa del 24 de marzo de 2021.
Blanca Fernández, en su rueda de prensa del 24 de marzo de 2021.

Castilla y León ha decidido suspender la vacunación de AstraZeneca a la espera de lo que establezca la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Castilla-La Mancha, mantiene las vacunaciones según tenía establecidas con los viales de ese laboratorio que, como los lectores de LA CRÓNICA conocen, se envasan en Azuqueca de Henares.

El Gobierno de Castilla-La Mancha estará “muy atento” al pronunciamiento de la  sobre la relación entre la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19 y los trombos en algunos vacunados. Así ha reaccionado este miércoles la portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, al ser preguntada sobre la cuestión.

Ha explicado Fernández que Castilla-La Mancha va a esperar al pronunciamiento de la Agencia Europea del Medicamento y las decisiones que se tomen –ha insistido– se tomarán “en consonancia” con la decisión que adopte la EMA y el Ministerio de Sanidad. “Estaremos muy atentos a lo que pase esta tarde”, ha manifestado.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.

La vacuna Sputnik y Madrid

Sobre la polémica por las gestiones de Madrid para la vacuna rusa, ha apuntado que el contacto por parte de las consejerías de sanidad con los laboratorios farmacéuticos es habitual, “otra cosa es con la intencionalidad que se pueda utilizar una determinada foto”.

“Respeto absolutamente la estrategia que tenga la Comunidad de Madrid en ese sentido, pero todos sabemos que la compra de vacunas en la Unión Europea se realiza por las autoridades europeas”, ha afirmado.

Eso es “lo que nos hace fuertes y lo que nos hace competitivos”, ha continuado Blanca Fernández, y “si se nos ocurriera romper ese criterio por países sería una barbaridad porque nos debilitaría, y si lo hiciéramos por comunidades autónomas sería imposible porque la propia Unión Europea le ha dicho a la Comunidad de Madrid que no puede comprar vacunas”.

Fernández cree que esta noticia se circunscribe en una estrategia de campaña, “no muy acertada”, a su juicio. Además, cree que se trata de “una polémica innecesaria” porque ahora “necesitamos estar muy unidos, trabajar en la misma dirección y hay determinadas cuestiones con las que no convendría hacer política”, ha sentenciado.

Más información: