Nave de Guadalajara dedicada al cultivo de marihuana. (Foto: Cuerpo Nacional de Policía)
Nave de Guadalajara dedicada al cultivo de marihuana. (Foto: Cuerpo Nacional de Policía)

La Policía Nacional ha desmantelado una plantación de marihuana en una nave, dentro del término municipal de Guadalajara, en lo que puede ser el mayor alijo de plantas de estas droga en una sola operación entre las muchas operaciones realizadas en los últimos años en la provincia, habitualmente por la Guardia Civil. Se cultivaba ilegalmente marihuana para su posterior distribución al por mayor, en unas cantidades inusuales incluso para estos contornos.

Desde mediados febrero vigilaba la Policía esta nave. Cuando han accedido a su interior interior han descubierto un total de 2.635 plantas de marihuana, con un peso de algo más de 205 kilos.

Durante el registro, los agentes encontraron un sofisticado sistema de enganche ilegal a la red de electricidad: habían hecho un túnel, que permitía a una persona de complexión normal acceder hasta el lugar idóneo para realizar el siempre peligroso “enganche”.

Abundante material para el cultivo

La nave disponía además de toda la infraestructura necesaria para la producción y elaboración de la droga, así como una “instalación eléctrica perfectamente dispuesta que permitía abastecer los diferentes aparatos de climatización, extracción de aire, lámparas de iluminación y calor, así como un sofisticado sistema de riego”, según destacan desde la Comisaría de Policía.

También se han intervenido varios productos fertilizantes utilizados para forzar el crecimiento de las plantas.

Al único detenido, que era el encargado de la plantación ilegal de marihuana, se le imputa la comisión de un presunto delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico. Ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Guadalajara y la investigación continúa abierta, sin que se descarten nuevas detenciones.

Más información: