Plantas de marihuana, en una imagen de archivo.
Plantas de marihuana, en una imagen de archivo.

La Policía Nacional ha desmantelado en Albacete dos plantaciones de marihuana y ha detenido por tráfico de drogas a las tres personas que presuntamente estaban implicadas en el mantenimiento y la instalación de ambos cultivos. Dos de las detenidas son madre e hija, que habían arrendado dos viviendas sociales para acondicionarlas y dedicarlas al cultivo interior de ‘cannabis’.

La noche del 2 de febrero los servicios de emergencia de Albacete se movilizaron para atender un incendio fortuito que se había originado en el cuadro de contadores de un bloque de viviendas sociales. Hasta el lugar se desplazaron tanto Policía Nacional como Bomberos, que lograron sofocar el conato de incendio.

Según ha informado en nota de prensa la Policía, los técnicos de la compañía eléctrica pudieron comprobar que dicho incendio había sido ocasionado por una sobrecarga en la red, al parecer provocada por los enganches ilegales de varias viviendas a la red eléctrica general.

Tan pronto como los agentes tuvieron conocimiento de este incidente asumieron la investigación, dado que este tipo de sobrecargas suelen ser derivadas de los altos consumos eléctricos generados por las plantaciones intensivas de marihuana instaladas en el interior de viviendas.

Tenían otra vivienda social, donde residían

Realizadas las pesquisas pertinentes, se logró averiguar el domicilio exacto donde dos mujeres, madre e hija, habían instalado una plantación de marihuana, tratándose de una vivienda social arrendada exclusivamente para el ejercicio de esta actividad ilícita.

También se pudo determinar que estas personas disponían de otra vivienda social en Albacete, en la que podrían tener instalada otra plantación.

Así las cosas, el pasado 18 de febrero, la Policía Nacional llevó a cabo los registros en las dos viviendas de las principales sospechosas, hallando dos plantaciones de marihuana, una de ellas con 100 plantas en estado de floración y la otra con 65 plantas. Ambas viviendas se encontraban enganchadas de forma ilícita a la red eléctrica general.

Asesoradas por un hombre, «experto» en la materia

Días después, se logró vincular a una tercera persona con las dos mujeres detenidas, que resultó ser el encargado de realizar la instalación de las plantaciones, quien obtenía a cambio una participación en los beneficios que obtuvieran con la venta de la sustancia.

A este individuo, que contaba con antecedentes policiales recientes por un delito de tráfico de drogas, le fueron incautados 336 gramos de marihuana en el momento de su detención, que tuvo lugar el día 3 de marzo.

Los tres detenidos fueron puestos a disposición judicial como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Más información: