La Guardia Civil ha instruido diligencias por la detención de un camionero, de nacionalidad búlgara y de 52 años de edad, como presunto autor de varios delitos contra la seguridad del tráfico, por conducción temeraria por circular en sentido contrario y por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas. El asunto ya está en los juzgados de Guadalajara, ya que fue interceptado en la A-2.

Los síntomas de ebriedad eran evidentes. En las pruebas arrojó un resultado positivo de 0,67 y 0,61 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, superando en 4 veces la tasa permitida para la conducción de este tipo de vehículos, que es de 0,15 mg/l.

Agentes de Tráfico de Sigüenza

Fueron agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Sigüenza los que localizaron e interceptaron al conductor de un vehículo articulado que circulaba en sentido contrario por la autovía A-2. Consiguieron pararle a la altura de la localidad de Alcolea del Pinar, cuando circulaba con dirección a Barcelona por los carriles de sentido Madrid.

El conductor dio positivo en las pruebas de detección alcohólica, superando en cuatro veces la tasa permitida. Recorrió más de 8 kilómetros en sentido contrario, cruzándose con varios vehículos en su recorrido.

Aviso de testigos al 062

Esta detención ha sido posible gracias a la colaboración ciudadana, tras el aviso recibido en la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil de Guadalajara, 062, cuando varios usuarios de la vía alertaban de la presencia del camión circulando en sentido contrario.

La patrulla del Destacamento de Tráfico de Sigüenza lo interceptó en el área de servicio del kilómetro 135 de la A-2. Allí pudieron su testimonio los ocupantes de dos turismos, que habían sido testigos de los hechos.


Más información: