Agente de la Guardia Civil de Tráfico, junto a un camión.
Agente de la Guardia Civil de Tráfico, junto a un camión.

El lunes, agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara, interceptaron un camión y a su conductor, al que se le echó el alto como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por “conducir un vehículo bajo la influencia de bebidas alcohólicas”.

Sobre las nueve de la noche y en las proximidades de Guadalajara, aunque ya dentro del término de Cabanillas del Campo, a la altura del kilómetro 48 de la autovía A-2 y en los carriles que llevan a Madrid, se acabó el errático recorrido de este hombre.

Rodeado de vehículos

Los agentes de Tráfico de Guadalajara observaron como un camión circulaba por el carril central, haciendo eses e invadiendo parcialmente los carriles contiguos, tanto el carril derecho como el izquierdo, con peligro para el resto de usuarios de la vía. En consecuencia, procedieron a su detención para evitar el riesgo que suponía para los demás vehículos, en un momento de intensa circulación.

Este sujeto tiene 48 años de edad y su identidad quien corresponde a las iniciales de P.G.C. Sometido a las pruebas de detección alcohólica, arrojó un resultado positivo de 0,91 y 0,88 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, lo que supera en más de 6 veces la tasa permitida para la conducción de este tipo de vehículos (0,15 mg/l).

Más información: