Pirámides de Giza.

El antiguo Egipto es conocido como una de las civilizaciones más ricas de la historia, y su arte y símbolos han permanecido en el tiempo como algunos de los más enigmáticos. Las pirámides y esculturas egipcias nos dan una mirada a lo que fueron las creencias y riquezas de esta cultura, pero detrás de cada una de estas piezas existe una historia interesante que descubrir. Aquí te contamos algunas curiosidades de dos piezas emblemáticas de Egipto y su influencia en el mundo.

Referencias del arte egipcio

La cultura del antiguo Egipto, sus faraones, maquillaje, arte y arquitectura tienen una fuerte presencia en la actualidad. Existen referencias de todo tipo en medios populares como el cine, los videojuegos, los libros y la música que nos permiten conocer cómo eran los egipcios. Una de las referencias más famosas en el cine es la película Cleopatra (1963), protagonizada por Elizabeth Taylor.

También es común ver representaciones egipcias en plataformas de juegos de casino, donde puedes jugar a Eye of Horus slot, una tragamonedas inspirada en ojo de Horus, uno de los símbolos más importantes de esta cultura, el cual se cree que tiene poderes curativos y purificación, por lo que es común usarlo de amuleto y, de hecho, en los últimos años se ha vuelto un diseño muy popular para tatuajes en occidente.

Busto de Nefertiti.

Busto de Nefertiti

Sin duda una de las piezas más emblemáticas que hemos podido presenciar. El busto de Nefertiti, la esposa del faraón egipcio Akenatón, fue creado por el escultor real Tutmosis en el año 1340 a. C. aproximadamente, y está hecha de piedra caliza recubierto de estuco. Un punto interesante de esta escultura es que estaba inacabada y se halló junto con otros bustos y pequeñas piezas que representaban a la familia real. Se cree que este busto fue construido simplemente para usarlo como referencia para crear otras esculturas más grandes de Nefertiti.
Además, el busto no fue hecho para durar siglos, pero afortunadamente es una de las pocas obras de arte originales que se conservan del antiguo Egipto. Actualmente podemos encontrar esta pieza en el conocido Neues Museum de Berlín donde podemos seguir descubriendo su historia, después de haber recorrido un largo viaje desde su lugar de origen, Amarna.

Las pirámides siguen impresionando como cuando se construyeron, hace miles de años.

La gran pirámide de Guiza

Otro de los iconos más importantes de esta civilización es la imponente pirámide de Guiza. Fue creada cerca del año 2570 a. C. y se estima que su construcción tomó aproximadamente 20 años en completarse. Inicialmente tenía un color blanco, a diferencia de como la conocemos hoy en día, debido a que fue hecha con piedra caliza blanca, pero esta fue perdiendo su color.

La gran pirámide forma parte de una de las siete maravillas del mundo antiguo y es la única que todavía se conserva de pie, haciendo que Egipto tenga uno de los monumentos más exóticos de nuestros tiempos. Esta fue ordenada a construir por el faraón Keops y la obra fue diseñada por el arquitecto Hemiunu. Justamente el proceso de su construcción es uno de los aspectos que más ha intrigado al mundo por años, pero un grupo de investigadores cree que es posible que un río pasaba cerca de la pirámide, y esto ayudó a los trabajadores a transportar la grandes y pesadas piedras para construirla.

El arte, las construcciones y la cultura del antiguo Egipto se han podido preservar por miles de años hasta la actualidad. Además, han sido el punto de referencia para crear nuevas formas de arte como cuadros, películas y juegos con un toque egipcio.