Una de las detenciones de esta operación de alcance europeo se ha producido en Illana. (Foto: Guardia Civil)
Una de las detenciones de esta operación de alcance europeo se ha producido en Illana. (Foto: Guardia Civil)

¿Cómo es posible que un apuñalamiento en Yunquera derive en una operación de alcance internacional contra una auténtica mafia? Pues así ha resultado, según se ha sabido este miércoles.

Las primeras investigaciones que han permitido la desarticulación de esta banda comenzaron en junio del año 2020, tras las detenciones practicadas por agentes de la Guardia Civil de Yunquera de Henares por un delito de homicidio en grado de tentativa, un apuñalamiento cometido en la misma localidad.

Aquella parecía más que otra cosa el ajuste de cuentas entre auténtico lumpen, una discusión de los ocupantes de una vivienda, en condiciones penosas de salubridad y de salud de los propios individuos implicados, sujetos a muy diversas adicciones, de alcohol y drogas.

Unos desgraciados, hacinados y utilizados como «hombres de paja»

Eran 8 los que convivían allí. La lamentable vivienda había sido alquilada por miembros de la banda con un objetivo muy claro: a cambio de ofrecerles un techo y «unos beneficios económicos irrisorios», como han destacado desde la investigación, disponían de ellos como auténticos hombres de paja. Empleaban la documentación personal de estos desdichados junto con otros documentos oficiales falsos, con el objetivo de obtener créditos bancarios, con los que adquirir coches en Españas y, posteriormente, ponerlos a la venta en el extranjero.

Así ha sido como, tirando del hilo del ovillo, la Guardia Civil ha desmantelado esta organización criminal dedicada al tráfico ilegal de vehículos, con alcance europeo. Hasta el momento se ha detenido a 13 personas, una de ellas en Illana, como presuntos autores de los delitos de blanqueo de capitales, estafa, falsificación de documento público y receptación.

Un reguero de afectados

Hasta el momento se han esclarecido un total de 89 delitos cometidos por los integrantes de esta organización, como blanqueo de capitales, falsedad de documento público, estafa y receptación.

También se han intervenido o identificado 45 vehículos que habían sido adquiridos por particulares de buena fe, ignorado su procedencia ilícita, que han quedado como depositarios de los mismos y a disposición del Juzgado competente en esta investigación.

Compras de coche a crédito (con truco) y otros, simplemente robados

Agentes del Sector de Tráfico de Madrid ya venían investigando al mismo grupo criminal, habían detenido a 3 de sus integrantes y recuperado 7 vehículos, procedentes de robos.

Cuando esta peculiar trama adquiría los vehículos a través de entidades financieras, la inmediata era no hacer efectivo el pago de ninguna de las cuotas del préstamo. Para ello, falsificaban en su totalidad la documentación que les era requerida y una vez que los exportaban a Europa, eran adquiridos en destino por terceras personas, supuestamente de buena fe y que desconocían el origen ilícito de su compra. Una tercera variante era disponer de vehículos mediante renting.

Robados o conseguidos con esas artimañas, los vehículos eran trasladados generalmente a Francia. En el país vecino, una red de «colaboradores» que operaba allí se encargaba de su venta. Del mismo modo, adquirían vehículos que habían sido sustraídos en Francia y que posteriormente trasladaban a España, donde se les daba apariencia de legalidad a través del uso de documentación alemana falsa.

Redada por toda España

En el transcurso de la operación se han realizado cinco registros domiciliarios, tres de ellos en la provincia de Almería, uno en la provincia de Córdoba y un quinto en la provincia de Murcia, en los que se logró detener a 10 personas e incautar abundante material informático y documentación que actualmente esta siendo analizada por los investigadores. También fueron detenidas otras tres personas en diferentes fases de la operación.

Más información: