Las diócesis que integran la Provincia Eclesiástica de Toledo –Toledo, Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Sigüenza-Guadalajara– han aconsejado este jueves, ante las últimas actuaciones de las autoridades sanitarias, tanto del Gobierno de España como el de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, destinadas a combatir la expansión del coronavirus, suspender las catequesis parroquiales desde este viernes.

En un comunicado, recuerdan a los padres que, durante el tiempo necesario, sean ellos los que instruyan en catequesis a sus hijos.

Llaman a la aplicación efectiva de todas las normas establecidas por las autoridades sanitarias, tanto en las comunidades parroquiales, como en las de vida consagrada, así como en los grupos, movimientos apostólicos, hermandades y cofradías y otras entidades eclesiales.

Además, acuerdan la suspensión temporal de las actividades de los grupos y movimientos apostólicos y otras entidades eclesiales, y aconsejan a las personas mayores o pertenecientes a grupos de riesgo que eviten acudir a las celebraciones eucarísticas en las parroquias y opten por seguirlas a través de otros medios como la radio o la televisión.

Igualmente, recomiendan llamar a la aplicación efectiva de todas las normas establecidas por las autoridades sanitarias, tanto en las comunidades parroquiales, como en las de vida consagrada, así como en los grupos, movimientos apostólicos, hermandades y cofradías y otras entidades eclesiales.

Se mantienen las medidas que en su momento se anunciaron para la celebración de la eucaristía, tales como retirar el agua bendita de las pilas en las entradas de las iglesias y en otros lugares de devoción, ofrecer en la celebración de la eucaristía un gesto de paz distinto al habitual de abrazar o estrechar la mano a los que están próximos.

Solicitan que las muestras de devoción y afecto hacia las imágenes, tan propias de este tiempo de Cuaresma y en la próxima semana Santa, puedan ser sustituidas por otras como la inclinación o la reverencia, evitando el contacto físico con ellas, y facilitando una mayor rapidez que evite aglomeraciones, conforme a las directrices marcadas por el Secretario General de la Conferencia Episcopal Española en su comparecencia del pasado 6 de marzo. Además, por prudencia, se recomienda recibir la comunión en la mano.

Ruegan a los sacerdotes que atiendan el derecho de los fieles a recibir el sacramento de la Penitencia, adoptando las debidas precauciones y, conforme evolucione la situación, y siempre siguiendo las directrices de las autoridades, se comunicarán las medidas oportunas ante la próxima Semana Santa.

Los obispos de las diócesis de la Provincia Eclesiástica de Toledo invitan a todos los fieles a vivir la Cuaresma en oración, silencio y cercanía a los enfermos, facilitando, además, templos abiertos para la visita al Santísimo y la oración personal.

También a responder a la llamada a la oración que ha efectuado el Papa Francisco esta mañana durante la celebración de la Santa Misa, por los difuntos, los enfermos y sus familiares, así como por las autoridades, los responsables y agentes de los servicios sanitarios y asistenciales.