Guadalajara es la provincia de España con menos regadío a pesar de aportar el agua para el trasvase.
Guadalajara es una ejemplo, como acredita Entrepeñas, del ineficiente uso del agua como recurso.

Un estudio encargado por la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía al grupo de investigación del Tajo de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha determinado que el Levante paga el precio del agua del Trasvase Tajo-Segura a 13 céntimos de euro el metro cúbico en vez de a 18,15 céntimos, que es el coste que tendrían que pagar de acuerdo a la actualización del IPC.

Este informe ha sido presentado este miércoles en rueda de prensa por la presidenta y el vicepresidente de la asociación, María Ángeles Sierra y Borja Castro, junto a la directora de la cátedra del Tajo de la universidad, Beatriz Larraz y el profesor de la Uned, Enrique San Martín.

A la vista de los resultados del estudio, desde la Asociación de Municipios Ribereños han exigido la actualización de cuotas para acabar con los privilegios de este territorio a costa del resto.

Un estudio centrado en la evolución, en el tiempo, del precio de las aguas trasvasadas, en el que, de acuerdo a la revisión de las tarifas por el agua que debe pagar el Levante, «las subvenciones no se han recuperado» y donde se contempla que desde 2014 no se ha actualizado la tarifa y no se cumple la normativa básica del trasvase ni las directrices económicas de la Directiva Marco del Agua.

Dicho estudio recoge, además, que si bien los regantes empezaron pagando 4 céntimos por metro cúbico de agua y 6 céntimos por agua de abastecimiento, cantidades que se han incrementado a 13 y 20 céntimos, lo que deberían pagar si se hubiera actualizado el IPC en estos 40 años sería de 18,5 céntimos y 17 céntimos por metro cúbico de agua, respectivamente, lo que se traduce en un descenso en las tarifas que pagan según los datos que ha aportado la directora de la cátedra del Tajo en la UCLM, Beatríz Larraz.

Así, por cada 100 euros que se pagaban por el agua en 1981, hoy pagan 332 por riego y 339 por abastecimiento cuando lo que tendrían que pagar sería 808 euros de media (una subida de un 700%), ha añadido Larraz, para quien la diferencia es «abismal».

Regadíos en el Levante español.
Regadíos en el Levante español, causa directa de la muerte lenta del Mar Menor.

Agua subvencionada

En su intervención, el vicepresidente de la Asociación de Municipios Ribereños y alcalde de Alcocer, Borja Castro, ha criticado cómo el conjunto de los españoles «están subvencionando el agua al Levante» refiriéndose tanto al regadío como al abastecimiento «incumpliendo la propia normativa del Trasvase y la Directiva Marco del Agua» porque «no se está haciendo una recuperación de costes».

«Mientras nuestros pueblos se desangran en población, sin oportunidad de desarrollarse en base al agua, se está dopando a un territorio, regalando casi los recursos de esta tierra y creando una falsa dependencia», ha precisado tras comprender ahora que en la cabecera del Segura no quieran aprovechar el agua desalada porque les resulta mejor este sistema.

Castro ha retado a los regantes del Levante a cambiar de modelo económico si la agricultura no les es rentable por si misma en vez de querer ser la huerta de Europa, y ha anunciado la intención de los Ribereños de trasladar los datos que revela el estudio que han realizado a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, aunque ha reconocido que son datos que ellos ya conocen.

«Nosotros les sostenemos el chiringuito y ellos nos pagan saqueando el Tajo», ha apuntado por su parte la presidenta de la Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía y alcaldesa de Cañaveruelos (Cuenca), María Ángeles Sierra, para quien el «desastre» del Mar Menor ha servido también para que cada vez más gente, desde ambos lados de la tubería, «vea la cara real del monstruo». «Hoy se puede afirmar con datos que los regantes pagan cada vez menos por el agua que les llega fuertemente subvencionada», ha añadido.

Subsidio a cuenta de todos

Las conclusiones de este informe recogen también que los subsidios directos que reciben en el Levante por el agua los están pagando todos los españoles, que desde 2014 no se actualizan las inversiones y, además, el agua no solo se está abaratando en términos reales sino que sube «muy por debajo» de lo que suben el resto de precios relacionados con la economía, ha precisado San Martín.

Este informe también pretende aportar información para que sea cada vez más fácil denunciar la política hídrica general de España para que cambie y, así, adecuar dicha política del agua y de infraestructura hidráulicas del trasvase Tajo-Segura a la Directiva Marco del Agua, ha subrayado San Martín.

Más información: