Vista de Entrepeñas, con Durón al fondo.
Vista de Entrepeñas, con Durón al fondo. (Foto: La Cró[email protected])

No habrá trasvases por el acueducto Tajo-Segura hasta, al menos, diciembre. ¿Es esa una buena noticia? No, porque los trasvases se aprueban «en diferido»: se acumularán y se enviarán los caudales en los meses de más estiaje, con son precisamente cuando más se echa en falta un nivel alto en Entrepeñas y Buendía.

Además, Naturgy ha anunciado la realización de labores de mantenimiento en La Bujeda, lo que obliga a la parada de la central de bombeo existente allí durante aproximadamente diez semanas.

«Simplemente, nos están machacando, están humillando al Tajo sólo porque pueden, con el beneplácito de la Confederación Hidrográfica y la complicidad de todos los actores implicados», lamenta la presidenta de la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía.

Otros 12 hectómetros a cuenta de octubre

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura (ATS), ha autorizado este miércoles un trasvase de agua desde los embalses de Entrepeñas-Buendía, a través del acueducto Tajo-Segura, de 12 hm3 para el mes de octubre de 2021. De ello, 7,5 hm3 se destinarán a abastecimientos urbanos y 4,5 hm3 para regadío.

Precisamente, ese caudal para regadío es lo más resaltado desde la Junta de Comunidades, al haberse reducido sustancialmente sobre el aprobado en el pasado mes de julio. Es, en esencia, siete veces menos que lo autorizado para los regantes el 14 de julio, cuando se fijó la última derivación bajo las anteriores reglas de explotación. El cambio de las reglas de juego es una de las bazas por las que más fuerte se ha apostado desde Toledo y lo que más ha soliviantado a murcianos y levantinos en general.

El trasvase está amparado en «la aplicación de los principios de prevención y precaución que deben presidir la acción de las Administraciones Públicas» y considerando la conveniencia, dada la situación hidrológica «excepcional» del sistema de la cabecera del Tajo, de aprovechar parte de las reservas de volúmenes de agua trasvasada disponibles en la cuenca del Segura a fecha 1 de octubre, teniendo en cuenta los consumos de abastecimiento y regadío estimados para los próximos meses.

Así se ha decidido en la ATS, tras reunirse de forma telemática para valorar la situación a comienzos del mes de octubre con arreglo a las «normas de explotación del Acueducto Tajo-Segura del pasado mes de julio».

Asimismo, actualmente, han indicado que en la cuenca del Segura existe un volumen de 89,67 hm3 de agua trasvasada, «disponible para abastecimientos y regadíos».

Nivel 3

La Comisión ha constatado que a fecha 1 de octubre de 2021 «la situación del sistema es la correspondiente al nivel 3», que hace referencia a «situaciones hidrológicas excepcionales». Además, también se ha tenido en cuenta la previsión para el trimestre a 1 de octubre de 2021, que indica que «el sistema se mantendrá en situación hidrológica excepcional, si bien pasaría a nivel 2 a partir de enero».

Como circunstancia singular relevante, la Confederación Hidrográfica del Tajo ha comunicado durante la reunión que «está previsto realizar trabajos de mantenimiento y reparación de averías durante los próximos tres meses».

Más información: